La cláusula 'anti-Piqué' en los nuevos contratos del Barcelona

Miguel A. Sánchez
90min

​​Gerard Piqué es uno de los grandes líderes del Barcelona. El central comanda el juego defensivo del equipo, pero es mucho más lo que hace fuera del césped. Gracias a su faceta empresarial, el club tiene como patrocinador a Rakuten. Sin embargo, esta misma faceta no termina de gustar en Can Barça, pues el central viaja demasiado por asuntos de negocios y no parece estar completamente centrado en lo que concierne a las competiciones blaugranas. La directiva culé no quiere que ocurra con otros jugadores, por ello, según publica ABC, ha incluido en los nuevos contratos una cláusula que exige dedicación exclusiva a la institución mientras tengan contrato con esta.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio
Josep Maria Bartomeu
Josep Maria Bartomeu


Todos los contratos firmados con el Barcelona desde el pasado mercado estival incluyen esta cláusula. Según ABC, todo jugador que haya firmado con el club no puede compatibilizar el trabajo con el Barcelona con cualquier otra actividad profesional, salvo que sea expresamente autorizado por este. Esta cláusula se coloca para evitar que ​los nuevos blaugranas tomen un camino parecido al de Piqué, que cuando termina sus entrenamientos se dedica a su faceta empresarial: la directiva del Andorra, la Copa Davis...

Esta cláusula no es la única que se habría incorporado en los contratos del club. Los culés también quieren limitar el uso de las redes sociales de sus futbolistas. No quieren que se repitan fotos como la del citado Piqué con Neymar y el famoso ‘se queda’, ni imágenes del vestuario o entrenamientos. La cláusula les prohíbe utilizar estas plataformas durante los entrenamientos, partidos y concentraciones, al igual que difundir imágenes dentro del vestuario

El club de la Ciudad Condal ha creado Barça Studios para subir contenido digital y subir vídeos de los jugadores durante la actividad diaria con el club. Las redes sociales personales de cada uno podrían ejercer competencia del medio barcelonista.

Qué leer a continuación