El clásico uruguayo sobrevive a la suspensión del fútbol por el COVID-19

Agencia EFE
EFE

Montevideo, 22 mar (EFE).- Uruguay, al igual que gran parte del mundo, tiene su fútbol suspendido hasta nuevo aviso debido a la pandemia del COVID-19, pero el histórico duelo entre Peñarol y Nacional no se rinde ante el virus y se cuela en los hogares charrúas de forma virtual.

Este domingo se cumplió el segundo fin de semana consecutivo en el que el país no tiene actividad futbolística en ninguna de sus divisiones ya que la medida rige desde el 13 de marzo cuando Uruguay detectó sus primeros cuatro casos positivos.

En un país con tradición futbolística sumamente metida en la piel de la mayoría de sus ciudadanos, donde los fanáticos son capaces de hipotecar sus casas para seguir a su equipo a otros países y donde la mayor cantidad de alegrías giran en torno a la selección uruguaya, la suspensión de este deporte pega duro.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

En el momento del paro de actividades, únicamente se llevaban disputadas tres fechas del torneo Apertura -en el que dominaba el recién ascendido Rentistas- y la cuarta jornada iba a ser el Clásico.

Por casualidad o por cosa del destino, este domingo se disputó la final de la Copa Uruguaya de la Federación Uruguaya de Fútbol Virtual (FUFV) y, justamente, fue un Clásico.

Ante la expectativa de la gente de sentir los colores de su equipo y la necesidad de ver algo parecido al fútbol, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) se encargó a lo largo de estos días de difundir el duelo e invitar a todos los interesados a seguirlo a través del canal de YouTube AUFTV.

Así, a las 18.00 horas locales (21.00 GMT) las computadoras de los uruguayos estaban encendidas para seguir el partido que, además, contó con un relato como si se tratara de un partido más disputado en el mítico estadio Centenario.

El duelo no decepcionó, ambos equipos fueron al frente y atacaron durante los breves minutos que dura este tipo de juegos, como si supieran que miles de personas los seguían.

El chat de YouTube se disparó, fanáticos de ambas escuadras comenzaron a alentar, hacerse bromas y, como siempre suele suceder, también se colaba algún insulto.

A los 75 Nacional abrió el marcador, aunque Peñarol era el que dominaba el juego. El empate llegó en el minuto 82 y, cuando todo se encaminaba a que iba a dar vuelta las acciones, el conjunto tricolor convirtió un 'gol olímpico' desde el córner izquierdo para darle la victoria y la Copa Uruguaya a Nacional.

El duelo fue efímero, solamente una pequeña probada de fútbol para aquellos fanáticos que están acostumbrados a seguir a sus equipos cada fin de semana.

Pese a ello, esto puede servir de ayuda para calmar la ansiedad de los hinchas y que intenten seguir disfrutando, en la medida de lo posible, de estar aislados en sus casas a la espera de que mejore la situación sanitaria mundial.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación