El primer clásico de Setién, en su escenario predilecto

Agencia EFE
EFE

Barcelona, 28 feb (EFE).- Si alguien lee que Quique Setién podría lograr este domingo su tercera victoria consecutiva en el Bernabéu pensaría que se trata de uno de los entrenadores más importantes del fútbol mundial.

Pero el cántabro no ha visitado el feudo del conjunto blanco dirigiendo al Barcelona -en el que acaba de aterrizar-, el Liverpool, la Juventus o el Bayern de Múnich, sino que lo ha hecho como el modesto técnico del Las Palmas y Betis, lo que aún tiene más mérito.

Precisamente con el conjunto verdiblanco, su último equipo, logró ganar en Chanmartín dos temporadas seguidas en LaLiga: 0-1 en la 2017-2018, con un gol de Sanabria en el tiempo añadido, y 0-2 en el último encuentro de la pasada campaña, con tantos de Loren y Jesé Rodríguez.

En este último curso, su Betis también asaltaría el Camp Nou (3-4) en uno de los mejores partidos que se le recuerdan al conjunto sevillano en los últimos tiempos.

Las hazañas de Setién en sus duelos contra el Real Madrid como visitante no son casualidad. Allí solo ha perdido una vez: en su primera visita con el Las Palmas (3-1) la temporada 2015-16.

Un años después, estuvo a punto de poner patas arriba el Bernabéu con la escuadra canaria, en un partido loco que dominaba por 1-3, a tres minutos del final.

A la hora de juego, Tana, Viera (de penalti) y Boateng le habían dado la vuelta al tanto inicial de Isco, pero dos goles de Cristiano Ronaldo en el minuto 87 (también de pena máxima) y en el 89, evitaron que Setién culminara la gesta en uno de los santuarios más célebres del planeta fútbol.

En todas esas visitas, su equipo fue capaz de tutear al todopoderoso Real Madrid, con su juego atrevidos, vistoso y combinativo.

Este domingo, Quique Setién debería tenerlo más fácil dirigiendo al Barça, un equipo que ya ha ganado al Madrid a domicilio nada menos que en 26 ocasiones, pero ya se sabe que el deporte rey siempre ha despreciado las matemáticas.

Y, aunque aún no puede presumir de los registros de Pep Guardiola en el feudo blanco (6 victorias y 2 empates en nueve partidos), el preparador santanderino hace tiempo que siente que su idea de juego luce mejor en los grandes escenarios como el que acogerá el Clásico del próximo domingo.

El 1-M volverá a intentar buscar un nuevo triunfo en el Bernabéu. Como siempre, a su manera, pero esta vez como técnico del Barcelona. Y, esta vez, con algo más en juego que el sentido estético de su propuesta.

Le va la Liga.

Ginés Muñoz.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación