El Clásico, con botanita y refresquito

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- Las Chivas presentaron un plan para que las casi 12 mil personas que observarán de manera presencial el Clásico Nacional tengan una experiencia diferente a la que estaban acostumbrados antes del Covid-19, ya que cambiarán muchos aspectos, desde la llegada al estadio, la entrada al mismo, los diferentes filtros y el comportamiento en el interior.

En la prueba que realizó el Guadalajara en los pasados cuartos de final ante las Águilas, a diferencia de la reapertura de ahora, ahora los asistentes podrán ingerir alimentos, así como beber refresco, agua o cerveza.

La gente que esté en palcos tendrá una zona definida para beber y comer, ya que en su asiento no podrá hacerlo por sanidad. La compra de los esquilmos será vía electrónica, para evitar lo más posible el contacto.

Como sucedió en el partido pasado, ante el mismo rival, también estarán instaladas las pantallas de calor, gel antibacterial y guantes también por cualquier necesidad. Es la nueva normalidad para el Clásico Nacional con público.