Cirstea da la sorpresa y se corona en Estambul

Agencia EFE
·2  min de lectura

Redacción deportes, 25 abr (EFE).- La rumana Sorana Cirstea, 67 del mundo, dio la sorpresa este domingo al imponerse en la final del torneo de Estambul a la belga y primera favorita Elise Mertens por 6-1 y 7-5.

Cirstea, de 33 años, fue la auténtica revelación sobre la arcilla roja de Estambul. La rumana no cedió ni un set en su camino hacia la conquista del segundo título de su carrera -el último fue en Tashkent en 2008- y dejó en la orilla a las ucranianas Marta Kostyuk y Kateryna Kozlova, a la francesa Fiona Ferro y a la rusa Anastasia Potatova.

Mertens perdió su tercer duelo frente a la rumana, a la que tampoco pudo superar en Roland Garros en 2016 ni en 2018 en Doha (Catar).

La belga, número 17 del mundo, alcanzó su segunda final del año tras superar en semifinales a la rusa Veronika Kurdemetova, tercera cabeza de serie y su compañera esta semana en dobles, a la checa Katerina Siniakova, a la suiza Viktorija Golubic y a la española Lara Arruabarrena.

Pero Cirstea, que contaba con un balance de una victoria y 3 derrotas en finales de torneos WTA, privó a Mertens de su segundo título del año, después de conquistar el de Melbourne (Australia) a principios de año.

El duelo comenzó de forma inmejorable para la rumana, que rompió el servicio de su rival en tres ocasiones para anotarse un contundente 6-1. En la segunda manga, Cirstea, en un ejercicio de resistencia encomiable, logró remontar un 4-1 en contra para acabar fulminando a su oponente en el "tie-break".

Mertens, después de dos eliminaciones tempranas en Charlestone y Miami (Estados Unidos), recuperó su mejor nivel sobre la tierra de Turquía y sólo perdió un set en su recorrido hasta la final, pero este domingo le falló la concentración.

Cometió seis dobles faltas y fue superada por el vendaval tenístico de la rumana, que rubricó una actuación majestuosa para coronarse, por primera vez en su carrera, reina de Estambul.

(c) Agencia EFE