Cinturón naranja de kick boxing: el examen al que se enfrentará Pilar Rubio antes de que termine el año

·7  min de lectura

"Preparando el examen de cinturón con mi sensei @david_kick_boxing". Este fue el mensaje que publicó hace unos días Pilar Rubio. La presentadora provocó un gran revuelo entre sus fans, ya que muchos se preguntaban de qué se trataba. Pues bien, en HOLA.com sabemos la respuesta y es que a mediados de diciembre se presentará al examen oficial para conseguir el cinturón naranja de kick boxing. Así nos lo ha confirmado su maestro, David Domínguez, que lleva trabajando con ella desde hace varios años. "Empezamos aproximadamente en abril del 2016, pero luego vinieron Alejandro y Máximo Adriano que suponen casi año y medio de parón cada uno, además de la apretada agenda de Pilar, por lo que es difícil mantener la constancia", nos ha contado David, que además de profesor titulado por la Federación Madrileña de kick boxing y profesor de defensa personal, especializado contra la violencia de género, también es cinturón negro 3º Dan de Full Contact, y cinturón negro 1er Dan de Karate. Con él hemos hablado del duro entrenamiento que está realizando con la mujer de Sergio Ramos, además de cómo se ha adaptado a los horarios de la presentadora, que fue mamá por cuarta vez el pasado 26 de julio, y de la situación actual del kick boxing, una disciplina que se está poniendo de moda cada vez más.

VER GALERÍA

Pilar Rubio
Pilar Rubio

- Cuerpazo postparto: Pilar Rubio repite su truco más efectivo

- Ya llevas mucho tiempo entrenando con Pilar y ahora está preparándose a tope, ¿de qué se va a examinar?
Para prepararse el examen, que es a mediados de diciembre, le estamos dando mucha caña, luego descansaremos un poco. Pilar se examina de cinturón naranja que, dentro de ser de los cinturones más básicos, es algo más complicado, muy exigente a nivel físico con asaltos de saco y sombra, además de parte teórica y finaliza con sparring (combate) entre otra alumna de grado superior a ella.

- ¿Habéis endurecido los entrenamientos estas últimas semanas?
Realmente mis entrenamientos siempre son duros. Es más, hace un tiempo, en el equipo de competición que llevo hace años en las camisetas que usábamos para entrenar, rezaba: "Tu entrenamiento es mi calentamiento". Y así es, son entrenamientos siempre exigentes, lo único que hemos cambiado hace unas semanas, es trabajar más la técnica, potencia y velocidad, para que todo salga bien ante el jurado.

- ¿Por qué ha decidido examinarse oficialmente?
Yo no conozco otra manera. Todos mis alumnos que deciden pasar de grado, al estar en la federación, son oficiales. Nunca me ha gustado "regalar" cinturones, al final es engañar a mis alumnos y termina siendo una falta de motivación. Para Pilar, dar la mejor versión de sí misma es súper importante y el tener la posibilidad conmigo de poder examinarse y tener los cinturones oficiales (y no de postureo), es un reto y una satisfacción personal.

- ¿En qué consisten vuestros entrenamientos?
Lo bueno del kick boxing, es que es un entrenamiento muy completo. Empezamos haciendo un Cross Combat, que es parecido al Cross Fit pero totalmente enfocado a las artes marciales, para adquirir potencia de pegada, fuerza y resistencia cardiovascular. Posteriormente pasamos a trabajar técnicas, ya sea con manoplas, palas o PAOS (escudos para potenciar los golpes). Hay días que hacemos saco, pero lo sustituimos por lo anterior ya que el saco, bien realizado, es un ejercicio muy exigente. Algunos días también hacemos sparring con casco y bien protegidos. No olvidemos que Pilar entrena para ella, para defensa, para estar en forma y porque le encantan las artes marciales y deportes de contacto, pero siempre a modo amateur, nunca vamos a subirla a un ring a un campeonato oficial.

- ¿Habéis tenido que adaptaros tras su embarazo?
¡Claro! Trabajo en conjunto con su entrenadora personal Noe Todea y con su fisio Carolina Correia, que me dan las pautas de cómo está recuperando su suelo pélvico tras el parto y cuándo podemos dar patadas, aunque sí que entrenábamos tren superior y nos limitábamos a hacer boxeo. Al fin y al cabo el kick boxing, es un deporte de contacto que combina el boxeo inglés con las patadas del taekwondo, karate y otras disciplinas marciales.

- Como profesional, ¿cómo encaras la preparación de alguien tan conocido como ella?
Bueno, llevo muchos años entrenando a todo tipo de personas: empresarios de alto nivel, estudiantes, ejecutivos, mujeres que quieren aprender a defenderse, celebrities, deportistas de élite… Lo que más me condiciona a la hora de preparar los entrenamientos son las capacidades y aptitudes físicas de cada uno, no a qué se dediquen ni si son personajes públicos o no. Al final, el normalizar una clase, lo que hace es profesionalizarla, no he pedido jamás una camiseta firmada ni soy forofo de ningún equipo, siempre digo que "es tu actitud, y no tu aptitud, lo que marca tu altitud".

- ¿Qué les dirías a todas las personas que quieren probar disciplinas como las artes marciales o el kick boxing?
En las artes marciales no tanto, pero por desgracia en España, el kick boxing e incluso en boxeo (aunque afortunadamente, gracias a los medios y a entrevistas como ésta cada vez menos) la imagen está bastante dañada y se piensa que, además de ser muy lesivo, es un ambiente "macarra", y no tiene por qué. Lo que hay que cerciorarse es que los profesores que den clases estén debidamente titulados y en regla, porque no siempre ser un gran campeón te hace ser un gran profesor. Para eso hay que estudiar, asistir constantemente a cursos, renovarse y aprender, incluso, de algunos alumnos.

VER GALERÍA

Pilar Rubio
Pilar Rubio

- Pilar Rubio se enfrenta a uno de sus retos más espectaculares y complicados

- ¿Cualquiera puede practicarlas?
Cualquiera de entre 5 y 60 años de edad, con ganas de aprender y que le hayan gustado siempre las artes marciales o deportes de contacto. Animo a cualquier persona de cualquier condición física a que pruebe una clase, ya sea para aprender a defenderse, para lograr un físico envidiable, para competir, o incluso para hacer una carrera marcial e intentar sacarse el cinturón negro y luego impartir clases. Son clases muy divertidas, dinámicas y diferentes. Sobre todo, recomendables para las personas (como a mí) que les aburre la sala y las pesas, y necesitan que les guíen.

- ¿Cómo podemos motivarnos para no rendirnos antes de tiempo?
Con una buena escuela y un método didáctico experimentado y con garantías.

- ¿Crees que influye tener un entrenador personal?
Por supuesto. El avance en una clase de 80 minutos conmigo es infinitamente más rápido que en una clase colectiva, pero yo recomiendo, y más ahora en época de COVID, las clases colectivas VIP en grupos reducidos. Así se trabaja en Estados Unidos desde hace años en gimnasios top, con clases de máximo 8/10 personas, que suponen un desembolso menor y prácticamente es como una personal, puesto que puedo estar pendiente de cada uno del grupo, al ser pequeño. En Madrid hay muy pocos gimnasios que sigan este modelo, pero a partir de enero se van a realizar en Morales Box, en la calle Alcalá, donde también entreno clases particulares. Pilar cuando puede va allí conmigo, tienen mucho material, el gimnasio es muy elegante, son muy amables y tiene ring profesional, que siempre motiva a la hora de hacer sparring.

VER GALERÍA

Pilar Rubio
Pilar Rubio

- A lo largo de tu carrera, ¿con qué otros famosos has entrenado?
Actualmente llevo bastante tiempo con Sara Escudero, que es una apasionada del kick boxing. He estado con dos actores, un cantante y algún futbolista de Primera División, además de un par de tenistas de élite (top 20), pero no puedo dar nombres por confidencialidad, sobre todo porque no me llamaban por el kick boxing, sino por defensa personal, puesto que habían tenido algún intento de agresión y querían saber algo de defensa. Sin ir más lejos, mi pareja y madre de mis dos hijos, además de lograr que se haga con el título de España de Full Contact en peso pluma y ganar el campeonato de Madrid PSN Fighter en modalidad de kick boxing, se defendió de dos tipos que la quisieron agredir, y la motivó a empezar las clases de kick boxing… ¡y vaya si tenía madera!

- ¿Te has puesto alguna meta?
Mi mayor meta y satisfacción es que mis alumnos logren sus objetivos y acompañarles, ya sea en la esquina, si quieren competir, o para sacarse cinturones. Incluso simplemente para verse mejor físicamente, lograr más fondo físico, fuerza y, en definitiva, una mejor calidad de vida. Siempre he dicho que las artes marciales son un modo de vida. Os dejo una frase que me encanta de uno de mis maestros: "El éxito recibido siempre es equivalente al esfuerzo entregado".

Pilar Rubio, una supermamá que practica kick boxing ¡espectacular!