La pócima de Maduro contra el coronavirus que alarma a los científicos

Yahoo Noticias

Luego de haber provocado una emergencia humanitaria compleja que arrasó con el sistema sanitario de Venezuela, Nicolás Maduro revela al mundo la buena nueva: ya consiguió el remedio contra el coronavirus.

“Tengo nueve botellas completas, garrafas, y se las estoy mandando a toda mi familia, ¡pa! ¡pa! ¡pa! Y me estoy tomando religiosamente, como dice el doctor Sirio, cada dos o tres horas, un guarapito, como una tacita de café. Me lanzo mi guamazo, malojillo que es bueno pa’ todo, con saúco, miel de abejas, limón, pimienta negra, etcétera. Bueno, ahí está la fórmula, yo creo en eso, vale, creo en la medicina ancestral, naturista”, declaró el líder de la revolución chavista este lunes 23 de marzo en cadena de radio y televisión.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio
Esta imagen, divulgada por la Presidencia de Venezuela, muestra al presidente, Nicolás Maduro, durante un anuncio televisado sobre la pandemia del nuevo coronavirus, en el palacio de Miraflores, en Caracas, el 22 de marzo de 2020 (Presidencia de Venezuela/AFP | JHONN ZERPA)
Esta imagen, divulgada por la Presidencia de Venezuela, muestra al presidente, Nicolás Maduro, durante un anuncio televisado sobre la pandemia del nuevo coronavirus, en el palacio de Miraflores, en Caracas, el 22 de marzo de 2020 (Presidencia de Venezuela/AFP | JHONN ZERPA)

Mientras los expertos de las grandes potencias trabajan contra reloj para tratar de hallar la vacuna que frene la pandemia que azota el planeta, Maduro recomienda la pócima creada por Sirio Quintero, un simpatizante del oficialismo que llegó a la conclusión de que el coronavirus es “expresión de la más alta capacidad científica y tecnológica alcanzada por los núcleos de poder imperial, en su prontuario bioterrorista con la liga de fábricas de armas bacteriológicas bajo la fachada de laboratorios de investigación”.

El gobernante bolivariano compartió en sus redes sociales tres documentos firmados por Quintero. Uno de ellos incluye la receta del brebaje en estos términos: “Este virus sí tiene remedio. Es fácil, pero las transnacionales farmacéuticas dirán que no sirve. Es un remedio que proviene de nuestros ancestros. Hagan la prueba. Sirve contra ese virus y muchos otros causantes de gripes. Es un antibiótico natural.

Coloque:

  • 100 grs de malojillo -conocido como zacate de limón, limoncillo, hierbaluisa y cedrón en otros países de América Latina-. 

  • 100 grs de saúco

  • 5 grs de jengibre

  • 5 grs de pimienta negra

  • Conchas de 2 limones amarillos

  • 1 lt de agua y hierva por 15 minutos.

Luego agregue:

  • 100 ml de miel de abejas pura

  • Zumo de 2 limones amarillos

Coloque el preparado en una botella, agite bien y tome 50cc (media tacita de las de café) cada 2 horas, entre las 6 am y las 8 pm, hasta 3 días después de sentirse mejor”.

No es la cura

La sugerencia de Maduro encontró respuesta en la Asociación de Investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), que a través de un comunicado recordó lo dicho por la Organización Mundial de la Salud (OMS): “Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad. La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19. Hay varios ensayos clínicos en curso con medicamentos occidentales y tradicionales. La OMS facilitará información actualizada tan pronto como los resultados de los ensayos clínicos estén disponibles”.

Un filósofo chavista que apela a teorías de la conspiración

¿Quién es Sirio Quintero, el nuevo “doctor de cabecera” de Maduro? Un resumen curricular publicado por una web chavista dice que “tiene estudios a nivel de pregrado en Filosofía, estudios de maestría, estudios de doctorado en Filosofía de las Ciencias en Italia y Alemania, de Ingeniería en Sistemas y de Ciencias de la Educación, y en paralelo realizó estudios en el área de Nanotecnología aplicada a la Biomedicina y Toxicología con las academias alemanas y rusas”.

En enero de 2012, Quintero publicó un artículo que señala textualmente: “La planificada introducción progresiva de agentes infecciosos contra el presidente Chávez se inscribe en la guerra silenciosa de cuarta generación que liberan los centros hegemónicos mundiales contra las iniciativas de autodeterminación de los pueblos”. Ese fue su diagnóstico sobre el cáncer que acabó con Hugo Chávez, cuya muerte se anunció el 5 de marzo de 2013.

Maduro difundió otro texto de Quintero que afirma: “El parásito intracelular alias ‘coronavirus’ procede principalmente de una cepa de larvas del VIH-Sida cruzadas con larvas de helmintos de Fasciola Hepática, agregando segmentos del ADN humano de crecimiento embrionario, cultivadas en laboratorio en líquido amniótico de mujeres embarazadas. El coronavirus está diseñado en laboratorios para atacar específicamente órganos del cuerpo humano de las razas chinas y las etnias latinoamericana. Invade principalmente el páncreas, la columna, el hígado, el cerebro, la zona del peritoneo, los pies, los riñones, la sangre y el timo. Los huevos de parásito se diseminan por sobre todo a través de los pollos, de las vías respiratorias y el trance de la interacción íntima sexual”.

Los miembros del IVIC, el centro más prestigioso del país, aclararon que “la secuencia completa del genoma del SARS-CoV-2, virus responsable de la COVID-19, fue hecha pública el 7 de enero 2020 por investigadores chinos y en la actualidad se dispone de más de 50 secuencias de genoma completo de los aislados de ese virus que circulan en diferentes países. Estas secuencias confirman que este virus pertenece al género beta-coronavirus subgénero sarbecovirus, siendo el origen más probable de este virus un salto de especie desde un virus de murciélago (quizá de la especie Rhinolophus affinis) de forma directa o a través del paso de este virus a un pangolín. A lo largo de todo el genoma del virus se observa una alta identidad con otros coronavirus, no existiendo evidencia de inserción de genes de otros virus o patógenos”.

Los aportes de Quintero supuestamente habían sido divulgados en el Journal of Forensic Medicine; sin embargo, los investigadores venezolanos demostraron que “ese artículo no aparece en dicha revista” y añadieron: “Una búsqueda en Google Scholar del nombre Sirio Quintero arroja un único artículo en la revista Acta Fenomenológica Latinoamericana”.

Contra toda evidencia, el mandamás izquierdista sostiene que “hay análisis en el mundo que demuestran que el coronavirus puede ser una cepa creada para la guerra biológica contra China, ya son muchos los elementos que se ven en el análisis mundial y hay que alzar la voz, tocar la campana, alertar que no sea el coronavirus un arma de guerra que se esté utilizando contra China y los pueblos del mundo”.

Aunque en sus cadenas de radio y televisión, páginas oficiales y redes sociales el régimen chavista insiste en difundir las ideas de Quintero, Twitter resolvió eliminar el tuit de Maduro en el que compartía los textos. Obviamente, la reacción del dirigente bolivariano no se hizo esperar. “Es una cosa de locos, a mí me gustaría saber quién es el imbécil, el estúpido que toma la decisión en Twitter de bloquear una receta naturista venezolana”, espetó indignado.

Qué leer a continuación