El ciclo de Juan Antonio Pizzi en Racing: dos golpes, crédito para seguir y la mirada en lo que vendrá

·4  min de lectura
Juan Antonio Pizzi deberá reconstruir a Racing tras el golpe sufrido en la final de la Copa de la Liga ante Colón
Pool Argra

Juan Antonio Pizzi jugó dos finales en sus primeros 25 partidos como entrenador de Racing. Entre River, por la Supercopa Argentina, y Colón, por la Copa de la Liga, le convirtieron ocho goles. Y la Academia no pudo hacer ninguno. Si alguien los quisiera unir, diría que en ese sentido, la suma -o la resta- lo deja “0-8″. Casi la contracara de lo que fue su ciclo, a pura solidez defensiva. A Pizzi y a Racing le costó un par de meses reponerse del golpazo ante River. Cuando lo logró, cuando llegó a la final y su ciclo parecía enderezarse, llegó este 3 a 0 en San Juan, ante Colón. Ahora llegará el receso. Lo único positivo que puede encontrar el entrenador ante esta derrota es que él y su equipo ya demostraron que saben cómo reponerse. Deberá pensar en los octavos de final de la Copa Libertadores y en lo que venga en el segundo semestre.

Colón, campeón: le ganó 3-0 a Racing con tres golazos y celebra su primer título en el fútbol argentino

La primera práctica de Pizzi como entrenador de la Academia fue el 21 de enero, apenas dos días después del sorpresivo anuncio de salida de Lisandro López. La baja del capitán Licha se sumaba a la renuncia de Diego Milito como director deportivo del club. Racing todavía parecía transitar un estado de duelo por las partidas de los dos mayores ídolos de los últimos 50 años. Para llevar adelante el desafío de recomponer ese ánimo, Pizzi recibió ocho refuerzos: Matías Tagliamonte, Ezequiel Schelotto, Joaquín Novillo, Aníbal Moreno, Maximiliano Lovera, Ignacio Piatti, Tomás Chancalay y Enzo Copetti.

Colón de Santa Fe vs Racing de Avellaneda
Pool Argra


Colón de Santa Fe vs Racing de Avellaneda (Pool Argra /)

Al apuro por estabilizar un plantel entre las altas y las bajas se le sumó que en marzo Racing tuvo un brote con 12 jugadores contagiados de coronavirus. Por más cambios de nombres y de esquemas, el rendimiento no aparecía y los resultados llegaban a medias. El DT echó mano a 34 futbolistas en estos 25 partidos, algunos incluso en distintos puestos. Y varió mucho de sistemas: a veces con una última línea de cinco defensores, a veces con un solo punta, a veces con tres.

Ranking de campeones argentinos: así quedó la tabla histórica después del título de Colón

Hasta que apareció el equipo. Con los históricos Gabriel Arias, Nery Domínguez, Leonardo Sigali y Eugenio Mena, encontró la solidez que le permitió construir la mejor racha en la historia del club en el profesionalismo sin goles en contra: 701 minutos. Ignacio Patti, su gran apuesta personal en el mercado de pases, con apenas unos chispazos se volvió el líder futbolístico del equipo. Y Tomás Chancalay, su jugador fetiche, se transformó en la carga de gol: gritó diez veces en 21 partidos.

Racing, muy superado por Colón

Más allá de que los resultados acompañaron, Juan Antonio Pizzi también cambió su imagen desde sus declaraciones. Aunque no dio notas desde que llegó al club y desde hace algunos meses busca eludir las conferencias de prensa previas al partido, el santafesino en tres ocasiones puntuales dejó declaraciones que cambiaron la sensación térmica en Avellaneda. La primera fue días después del 0-5, ante River, tras el primer triunfo de su ciclo, cuando lejos de dar un paso al costado como deseaban algunos dirigentes cargó contra ellos: “Nunca pensé en renunciar, se que tengo el apoyo del Mago (Capria), pero me hubiera gustado sentir un apoyo más institucional”.

Todo Colón festeja, lo sufre Chila Gómez, arquero de Racing
Pool Argra


Todo Colón festeja, lo sufre Chila Gómez, arquero de Racing (Pool Argra/)

Dos meses después, cuando el rendimiento del equipo y los altibajos por los resultados lo hacían caminar por la cornisa, se descargó después del empate 0 a 0 ante San Pablo. “Nos cuestionan nuestra labor en apenas tres meses y medio de trabajo. Creemos que hay una campaña descarada e irrespetuosa hacia nuestro trabajo. La llevamos con hidalguía y respeto, pero nos ha desviado de nuestra labor como cuerpo técnico”, dijo Pizzi, que además cuestionó cómo se filtraban en los medios algunas reuniones privadas con los dirigentes.

Desde aquella frase, hasta esta final con Colón, no había perdido ni le convirtieron goles. Esos golpes sobre la mesa también lo ayudaron a consolidar la unión con un vestuario que al principio lo miró de costado por su metodología de entrenamiento, más allá de que siempre destacaron su humanidad para trabajar.

Chila Gómez no pudo hacer nada ante el anticipo de Rodrigo Aliendro para el 1-0 de Colón
Pool Argra


Chila Gómez no pudo hacer nada ante el anticipo de Rodrigo Aliendro para el 1-0 de Colón (Pool Argra /)

El semestre del estreno de Pizzi en Racing fueron 25 partidos apretados en cuatro meses. Aunque el andar se parezca a un electrocardiograma, por los puntos altos y bajos, el balance marca que terminó primero en el grupo de la Copa Libertadores, que sigue con vida en la Copa Argentina y que llegó al último partido del torneo.

En este campeonato se enfrentó con RIver, Independiente, San Lorenzo, Boca y Vélez: ninguno le pudo hacer un gol. La racha se cortó justo en el escalón final. Otra vez, deberá reponerse de un cachetazo, como en Santiago del Estero, y convivir con las sombras. Pero Pizzi compró crédito para pensar que en el segundo semestre Racing puede ser protagonista otra vez en la Copa Libertadores y en el ámbito local.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.