Siempre "El Chucky"; sale al rescate con doblete

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Gerardo Velázquez de León, enviado

ARLINGTON, EU., mayo 30 (EL UNIVERSAL).- México tuvo que recurrir a los consolidados para poder dar la vuelta y vencer a Islandia, en juego de preparación. El cuadro de Gerardo Martino tuvo que emplearse a fondo para derrotar a un rival europeo que vino a desquitar su paga. Hirving Lozano fue el héroe con par de goles.

La Selección experimentó de inicio, y casi le sale caro, aunque quizá lo que más le dolerá serán los avisos o las multas que le vendrán por los gritos homofóbicos que se hicieron presentes y que provocaron que el juego fuera detenido. Al tiempo.

La defensa mexicana, lenta y descoordinada; la media cancha, separada entre líneas, no encontró la manera de acomodarse, de hacerse del balón. El gol en contra era inminente: el tiro de Saevarsson llevó muy poco, pero el roce en Edson Álvarez fue suficiente para dejar parado a Talavera (13’).

Gerardo Martino tuvo que recurrir a los "adultos", a la gente mayor, para que le resolviera el juego. La entrada de Hirving Lozano y Héctor Herrera revolucionó al ataque mexicano, que se hizo más rápido, preciso e inteligente. De una recuperación en tres cuatros de cancha, Diego Lainez dejó solo al "Chucky" para que abriera el marcador (72’) y minutos después, el mismo Lozano, con la cabeza a servicio de Herrera, dio vuelta al marcador (77’).

Amistoso

Los mexicanos en Texas vuelven a las tribunas y reaparece el polémico grito

El regreso del público a un partido del Tricolor en Estados Unidos fue triste, ya que el árbitro Ted Unkel debió detener el cotejo debido a que se escuchó en varias ocasiones el grito "¡Eeeeh, pu...!".

A volar

La Selección Nacional viajará a Denver este domingo, en donde tendrá su siguiente juego.

Destaca

Diego Lainez dio una asistencia, en su último duelo antes de enrolarse con el Tri Olímpico.

Técnicos

Cuando Gerardo Martino decidió meter a sus futbolistas importantes, ganó el duelo. A Arnar Vioarsson, el aire le duró 60 minutos.