Sentencian a futbolista mexicano a tres años de prisión por homicidio

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 31 (EL UNIVERSAL).- El futbolista mexicano, Joao Maleck, fue sentenciado a tres años, ocho meses y 15 días en prisión, además de una cantidad de 3 millones de pesos para reparación de daños. El futbolista la semana pasada fue declarado culpable de homicidio culposo, además que el futbolista deberá pagar a los hijos de Alejandro Castro, fallecido en el accidente una cantidad de 932 mil pesos.

Cabe señalar, así lo establece la ley, que la sentencia al no ser mayor a cuatro años y un día, podrá obtener su libertad en un lapso de 15 días, una vez que cumpla con la reparación del daño establecido.

Pero ¿cómo fue el accidente del 24 de junio de 2019?

Días después del accidente salieron a la luz videos donde se observa como el auto conducido por Joao Maleck embiste al carro en el que venían María Fernanda Peña y Alejandro Castro. En el primero se puede ver desde una cámara de seguridad el automovil del futbolista venía a exceso de velocidad el cuál manda al otro auto al camellón donde hay postes y árboles.

En un segundo video que es grabado desde una casa, se observa el momento del choque, incluso en este también se observa a una persona que acompañaba al futbolista y baja del auto segundos después del accidente.

Los jueces que deliberaron este caso fueron José Luis Álvarez Pulido, Felipe de Jesús Rivera y María Eréndira Mercado Alcántara, tras tres días en audiencias largas en Puente Grande los días 22, 23 y 30 de octubre, donde se recabaron y desahogaron todas las pruebas, testimonios y peritajes del caso.

La defensa de la víctima María Fernanda, buscará apelar la decisión de los jueces, ya que la consideran injusta, consideran que la sentencia debió ser mayor y en su momento la medre de la víctima, la señora Marta Cristina Álvarez-Ugena, quien está grave de salir, dijo que esperaba una sentencia justa por la memoria de su hija.

"Mi hija encontró después de 24 años de vida al amor de su vida y él a los 31 años encontró al amor de su vida. Murieron, ella de 26 años y su esposo de 33 años, con todas las ilusiones de formar su propia familia, su vida juntos, su fiesta, su luna de miel en Los Cabos. No es justo que este sujeto haya acabado con sus vidas, yo estoy muerta en vida y exijo justicia, no voy a parar hasta conseguirlo".

Noticias relacionadas