El chofer de Suecia, la estrella inesperada del Mundial de Handball

LA NACION
·2  min de lectura

El director de prensa de la selección de Suecia, Daniel Vandor, realizó un seguimiento en sus redes sociales personales del recorrido del equipo en el Mundial de Handball disputado en Egipto, en el que el chofer del micro que los trasladaba, Hicham, ocupó un lugar central.

"Bielsaball": las repercusiones en redes por el triunfo de Leeds ante Leicester

La primera publicación de Vandor sobre el carismático chofer fue el 26 de enero, antes del encuentro de cuartos de final ante Qatar, que el equipo escandinavo ganaría por 35 a 23: "Hicham - ¡El mejor y más feliz conductor de autobús de El Cairo!", escribió Vandor en aquella ocasión.

Justamente, antes de viajar al estadio para disputar aquel partido, el jefe de prensa desde 2015 compartió una foto de Hicham al mando del volante, listo para llevar al plantel al estadio, donde levanta el dedo pulgar mientras sonríe: "¡Hicham está listo para llevarnos al partido!".

Aunque no fuera sueco ni representara a su nación, este entrañable piloto se encariñó con los jugadores e incluso celebró cada triunfo de la selección como si fuera propio. Así lo demostró cuando el equipo se clasificó a la final del torneo. Hicham bailó para las cámaras y saludó afectuosamente a los jugadores mientras guardaba el equipaje en el micro: "¡Hicham está feliz! ¡Estamos en la final del Mundial!".

Leo Paredes se vengó de Neymar tras la derrota de Santos en la Libertadores

Finalmente, este domingo, el chofer se mostró muy cómplice con los miembros de la delegación, a quienes arengó antes de subirse al micro: "¡Hicham está listo para la final de la Copa del Mundo!".

Para coronar esta historia, y recompensarlo por la buena onda, este egipcio recibió la chaqueta oficial de la selección para ver la final del Mundial.

Luis Suárez y su récord en el Atlético Madrid, mientras el Barcelona naufraga

Por desgracia para ellos, Suecia cayó derrotada por 26 a 24 a manos de Dinamarca, que con este triunfo se coronó bicampeona del mundo.