Para las Chivas hay más que tres puntos en disputa ante el León

·1  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 8 (EL UNIVERSAL).- Algunos aseguran que no hay ultimátum. Otros dicen que nada pasará. Lo cierto es que el Guadalajara se juega mucho este día en su vista al campeón León.

El Rebaño Sagrado llega al juego en el penúltimo lugar de la tabla, con sólo dos unidades, y con una crisis interna que salta por los poros de la institución. Aunque se oculte.

Enfrente está el mandamás de la Liga MX, el equipo que mejor juega y que ostenta la corona. Los Esmeralda, con un arranque lento en el torneo, cuentan con cuatro unidades y un juego pendiente. Son los marcados favoritos y pueden desatar que el cristal se rompa en el seno rojiblanco.

Está más que claro, hay más que tres puntos en disputa.

¿Qué ocurrirá si Chivas gana? Pasará que la pequeña revolución de Vucetich triunfará. Demostrará que el moverle a la alineación era necesario. Saldrá fortalecido a los ojos del dueño y acallará por el momento, el intento de moverle el piso.

¿Qué pasará si Chivas pierde? Que la crisis se agrandará. Que la fractura en el equipo se hará mucho más grande. Que el Rey Midas se tambaleará y la presión hacia la directiva obligará a tomar decisiones drásticas. Cabezas, podrían rodar.