Chivas humilla al América en el Clásico de la Liga MX Femenil

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 28 (EL UNIVERSAL).- El Guadalajara humilló al América al golearlo 2-4 en el Clásico Nacional de la Liga MX Femenil, y poniendo en piernas tambaleantes el puesto de Leonardo Cuéllar como técnico azulcrema.

Con este resultado, las Chivas se encaraman en el segundo lugar de la competencia con 27 puntos, y las Águilas salen de zona de clasificación al quedarse con 17.

Carolina Jaramillo y Alicia Cervantes fueron el eje para la victoria del Rebaño.

La defensa central del América fue una auténtica avenida sin semáforos para las jugadoras del Guadalajara. Todos los goles tapatíos entraron por ese sector, dejando indefensa a la cancerbera Renata Masciarelli.

El primero vino de un falta error de la zaguera Ana Lozada, que le regaló el balón a Carolina Jaramillo quien definió con gran clase (11’) por abajo.

Leonardo Cuéllar ni aguantó y respondió con un cambio en plena primera parte, pero de entrada el ingreso de Jennifer Muñoz no funcionó.

Chivas siguió presionando la salida de las Águilas, que nunca entendieron las fases de juego y siguieron equivocándose. Masciarelli entregó la pelota en un despeje y de tres toques ésta le quedó a Alicia Cervantes quien definió a primer poste (32’).

América comenzó a empujar, a tratar de pisar el área del rival. El juego se pudo interesante cuando al final de la primera parte, Janelly Farías acercó con remate con la cabeza (42’).

Aunque el cuadro azulcrema salió con nuevos bríos en la parte complementaria, no duraron tanto. La buena condición física de las Chivas salió a flote, cazaron a las Águilas, Masciarelli se multiplicó para mantener a su equipo en la lucha, pero no pudo detener el nuevo embate de Cervantes que después de gran pared con Jaramillo anotó su segundo gol del juego (62’).

El fin de fiesta para el Guadalajara lo puso Miriam Castillo (83’), rematando en un tiro de esquina para el cuarto.

Jana Gutiérrez puso el marcador más decoroso para las Águilas con un tanto ya en la agonía (89’).