'El chiringuito' desvela en exclusiva la conjura altanera del vestuario del Real Madrid tras la debacle de Copa

Borja González
·2  min de lectura
Juanfe Sanz y Josep Pedrerol comentando la conjura del vestuario del Real Madrid en 'El chiringuito de jugones'. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)
Juanfe Sanz y Josep Pedrerol comentando la conjura del vestuario del Real Madrid en 'El chiringuito de jugones'. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)

El pasado 20 de enero el Real Madrid cayó eliminado en Copa del Rey por el Alcoyano (2-1) en una de las derrotas más dolorosas de la era Zidane. Tras un arranque de año dubitativo, sumando la derrota en semifinales de la Supercopa frente al Athletic, el vestuario se reunió para poner las cartas sobre la mesa y buscar la manera de salvar esta temporada.

Juanfe Sanz, de ‘El chiringuito de jugones’, ha desvelado en exclusiva lo que se dijo entre bastidores. Tras la doble debacle, tirando dos títulos por la borda nada más comenzar el 2021, los jugadores merengues siguen confiando mucho en ellos mismos. Prueba de ello es que han decidido priorizar la Champions League por encima de todo bajo el argumento de que quedan “cinco partidos” para ganarla.

No es verdad. Hay que jugar los octavos contra el Atalanta, un equipo ofensivamente capaz de poner en dificultades al Real Madrid, que ganó el fin de semana pasado al AC Milan, líder de la Serie A, por tres goles a cero. Dar por hecho que en vez de siete quedan cinco partidos para lograr la Liga de Campeones, aunque con “respeto”, como afirma el periodista de ‘El chiringuito’, denota una actitud de soberbia que, después de todo lo vivido en las últimas semanas, quizás no sea la más adecuada.

Además, Juanfe Sanz ha revelado que la plantilla deja la Liga un tanto de lado, aunque seguirá luchando, porque está muy complicada. Sí, lo está, pero queda prácticamente toda la segunda vuelta por disputarse y es viable todavía ganarla.

El peso de la Champions es el peso de la Champions y la conjura y la confianza que demuestran en sus posibilidades seguro que ilusionan a la afición merengue, pero ese ápice de soberbia en el enfoque quizás no sea el adecuado vistas las sorpresas que ya se han llevado.

Tan sólo el tiempo les dará o quitará la razón.

Más historias que te pueden interesar: