Inda y Soria se enzarzan malamente en 'El chiringuito' y a Pedrerol le tocará mediar en una relación rota

Borja González
·3  min de lectura
Momento en el que Cristóbal Soria y Eduardo Inda se enzarzan en 'El chiringuito de jugones'. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)
Momento en el que Cristóbal Soria y Eduardo Inda se enzarzan en 'El chiringuito de jugones'. (Fuente: Twitter/@elchiringuitotv)

El fútbol dejó de ser el protagonista por un día en ‘El chiringuito de jugones’ debido al enfrentamiento juvenil entre Eduardo Inda y Cristóbal Soria, que acabó de la peor manera: con una relación definitivamente rota entre tertulianos la cual ya era compleja volver a construir. Josep Pedrerol tiene trabajo por delante para poder volver a afirmar que en el programa son “una familia”.

Inda entró a plató con afán de protagonismo, tanto así que se le fue el ‘show’ de las manos. Cogió nada más pisar plató el famoso libro que acompaña a Soria desde hace tiempo cada noche que acude, “la Biblia del fútbol” con Messi como protagonista de la tapa, y eso enfureció al exdelegado del Sevilla.

A priori podría parecer un gesto inocente que forma parte del espectáculo de ‘El chiringuito’, pero Inda sabía donde se metía, eligiendo provocar al compañero con el que menos afinidad tiene y ha protagonizado otros roces en el pasado, como el reto del pulso del que salió victorioso y que él mismo menciona para presumir de fuerza.

La ojeriza que Soria le tiene es tan notoria que prefirió abandonar el programa por unos minutos y esperar a volver cuando Inda ya se hubiese ido.

Pero no conforme con ello, Inda decide cambiar su rumbo habitual por los pasillos y no dirigirse a la salida. Acude a las oficinas en las que se encontraba Soria para intentar que este olvidase lo ocurrido, tendiéndole la mano. No escogió el mejor momento, ¿otra provocación? Soria ni le miró.

El daño al programa del que tanto disfrutamos y que tanto nos entretiene ya estaba hecho. Pero lejos de zanjar lo vivido, cuando Soria regresó a plató le tiraron de la lengua hasta que se pronunciase al respecto.

Pedrerol estaba hasta desconcertado, pidiendo perdón por no haber sabido reaccionar ante la tensión, pero la verdad es que, más allá de ponerse en medio, hubo poco que pudiese hacer. Lo único reprochable a todos los presentes es que nadie supiese parar los pies a Inda cuando soltó palabras despectivas como “mierdecilla”.

En palabras de Soria, “aquí somos de reírnos, pero primero hay que entender el programa y después lo demás, pero cuando tú no entiendes el programa, a partir de ahí, ya pasa todo lo que pasa”.

Pedrerol tiene trabajo por delante y seguro que pondrá medidas al respecto. No es palto de buen gusto que el trabajo de todo un equipo se vea perjudicado por episodios como este que no aportan nada al tema principal: el fútbol, en el que que son líderes indiscutibles.

Lo que está claro es que juntar a Inda y Soria es un polvorín que ya ha sobrepasado la disputa de la tele.

Más historias que te pueden interesar: