Chino Fernández: "El golf en la Argentina siempre fue discriminado como de elite, pero muchas familias viven de este deporte"

·7  min de lectura

Vicente Fernández está triste. Uno de los más importantes golfistas argentinos de la historia acaba de perder a su hermano Félix, de 83 años. El año pasado había lamentado la muerte de Antonio, quien lo introdujo en el golf en Corrientes, cuna de este viejo campeón. De los ocho hermanos, al Chino le quedan tres: Aníbal, Victoria Elena y Ana Concepción.

Ganador en el Tour Europeo y en cuatro torneos Senior de los Estados Unidos, además de ocho títulos del Abierto de la República entre 1968 y 2000, Fernández también está inquieto por el cimbronazo que significó la pandemia del coronavirus para la actividad del golf local, que todavía no goza de una apertura total. Siempre sensible, el Chino se quiebra por las familias que viven de este deporte: "Hay que llevar el plato de comida todos los días a casa; eso me duele en lo más profundo de mi ser. Rezo todos los días para que a nadie le falte", suspira a sus 74 años el embajador del Contry Club La Providencia, donde tiene pensado establecer una academia de golf con su hijo Gustavo.

-¿Qué mirada hace acerca de cómo se manejó el protocolo del golf amateur en Argentina desde el comienzo de la pandemia hasta ahora?

-No lo tengo al detalle, pero me parece que se pueden copiar los protocolos internacionales. Es decir, empezar a abrir aunque con mucho cuidado, porque vemos que esta pandemia es muy difícil de controlar. Irá en la responsabilidad de cada uno de los que queremos al golf de cuidarnos y promover una apertura progresiva. Entiendo que se puede ir abriendo en CABA y en los lugares que faltan porque este deporte tiene un distanciamiento social natural. Por otro lado, la mayoría de los que practican golf son personas de riesgo, por la edad. Con precauciones, deberían hacerse todos los controles que sean necesarios y con la conciencia de los diferentes actores: de los clubes y de los golfistas en general.

-¿Qué trajo aparejado esta interrupción del golf?

-El golf en la Argentina siempre fue discriminado como un deporte de elite, sin tomar en cuenta que muchas familias viven gracias a esta actividad y la gran mayoría de los grandes campeones han salido de caddies por una cuestión de necesidad, camino a convertirse en profesionales. Creo que se olvidó un poco todo esto, porque son trabajadores. Además, como apuntaba antes, el golf tiene naturalmente un distanciamiento social ya que es individual, no se comparten la pelotita ni los palos.

-El mes pasado posteó un video en el que decía que la gente del golf recibe trabajo "de los ricos". ¿Qué repercusiones tuvo?

-Vengo de una familia muy, muy humilde y fui discriminado durante muchos años por el hecho de ser golfista. Al decir aquello, mencioné que necesitamos de todos, y no me refiero solamente a la gente que tiene poder adquisitivo. Mucha gente vive del golf. Y si hablé de "los ricos" no fue para discriminar, sino que al contrario. Simplemente es para hacer saber que no solamente los ricos jugamos al golf. Hay mucha gente que juega porque ama al golf sin ser profesional. Y no recibí comentarios adversos de lo que posteé. Por otro lado: desde hace 50 años que utilizo el medio del golf para realizar torneos benéficos y recaudamos fondos para los que más necesitan, enfocados en la salud y la educación.

-¿Qué es lo que advierte entre los trabajadores humildes del golf, de cómo viven esta situación?

-Todos la estamos pasando mal, porque es el día a día. El profesor depende totalmente de las clases que le brinda al jugador amateur. Necesitamos de todos, porque aquel que practica golf le da de comer a mucha gente. Hay que tener en cuenta también esto: es la posibilidad de llevar el plato de comida a la casa todos los días y eso es difícil. Me da mucha tristeza por los profesionales del golf y por la gente que vive gracias a este deporte; me causa dolor y rezo todos los días.

-Sobre todo en los momentos más estrictos de la cuarentena, se ha criticado a los golfistas aficionados por querer salir a jugar. Mucha gente consideró que se trataba de algo banal e innecesario en medio del enorme problema que generó el coronavirus. ¿Qué piensa acerca de la postura de aquellos que reclamaron salir a jugar al golf para entretenerse?

-Sí, puede ser que mucha gente lo tome como algo banal. Pero este deporte es sano, como cualquier otro, y de hecho hay muchos deportes de conjunto que se están entrenando. Pongo un ejemplo nuestro: Agustina Zeballos es una chica de 18 años que fue becada en Estados Unidos. Juega muy bien, es la mejor golfista nacional y está bajo las instrucciones de su profesor Juan Carlos Cabrera. Pero la invitaron a jugar algunos torneos allá y no pudo viajar por la pandemia, más allá de que estuviera representando a Argentina. Respeto la opinión de todos, aunque también hay que conocer un poco más. Entiendo a la gente que se asuste, pero se trata de un deporte como tantos otros.

-Qué le generó a nivel personal la pandemia de coronavirus asociada al golf, considerando que usted figura en la franja de riesgo?

-Me produjo prestarle atención a los especialistas e infectólogos y me manejé de acuerdo con eso. Desde el 11 de marzo salí a hacer las compras cuatro veces apenas por media hora, para luego volver a mi casa. Y me cuido no solamente por mí, sino por todos. Respeto a esta pandemia y ya nos pusimos en marcha con la AAPG (Asociación Argentina de Profesionales de Golf) para realizar un torneo benéfico en el tour senior, del que soy director. Eso es lo primero que haremos para cuando podamos salir afuera. Y en mi caso personal, cuidarme mucho. Si nos cuidamos todos, saldremos lo antes posible.

La voz oficial de la AAG:

En la mayoría de las provincias, incluyendo la de Buenos Aires, ya hay actividad de golf. En muchos de los municipios que no corresponden al AMBA también se está jugando con sus respectivos protocolos. Sin embargo, algunas ciudades siguen complicadas por la pandemia y persisten las restricciones, como en Resistencia. De hecho, el Chaco Golf Club, entidad de campeones como José Cóceres, Fabián Gómez y Emiliano Grillo, recién estaría abriendo en los primeros días de agosto.

Respecto de CABA, tras el anuncio de Horacio Rodríguez Larreta, se estableció que los deportes individuales como el tenis social y el golf están "contemplados" para que puedan volver a principios de agosto. Y según entiende la Asociación Argentina de Golf, en AMBA se está delegando en los municipios que determinen la posibilidad de volver a distintas actividades, entre ellas la práctica del golf. Por ese mismo motivo, muchos clubes avanzaron los trámites para presentar sus protocolos a las autoridades municipales, con la base del que presentó la AAG en su momento al Ministerio de la Nación.

Coronavirus. El golf argentino le pide al Gobierno la vuelta a la actividad "por sus beneficios físicos y psicológicos"

"Creemos que esto es positivo, porque los intendentes conocen bien la realidad de su lugar y les van a permitir tomar una decisión, a propósito de la supervivencia de los clubes", apuntó Mike Leeson, director ejecutivo de la AAG. "El único municipio que hizo una diferenciación para activar los deportes individuales es Ezeiza. El intendente Granados autorizó que en las comunidades, countries y barrios cerrados que tienen instalaciones de golf y tenis pudieran jugar solamente los residentes, decisión que perfectamente podría ser un protocolo a presentar en distintos lugares".

Leeson, igualmente, prefiere ser cauto: "Creo que la reapertura del golf será de manera gradual, porque cada municipio irá resolviendo en lo referente a este deporte y a otros que son individuales. Me da la sensación de que en principio será para los socios o residentes de los distintos clubes, no para gente de afuera. La percepción es que esto irá de a poco".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.