Los Chiefs confían en recuperar a tiempo a Bell y a Watkins para el Super Bowl

Agencia EFE
·2  min de lectura

Kansas City (EE.UU.), 26 ene (EFE).- Lo Chiefs de Kansas City confían en recuperar a tiempo al corredor Le'Veon Bell y al receptor abierto Sammy Watkins para el Super Bowl, este 7 de febrero, frente a los Buccaneers de Tampa Bay.

Bell y Watkins no jugaron el domingo el partido de la Conferencia Americana (AFC) contra los Buffalo Bills.

Por contra, el equipo de Kansas City no contará con el tackle estelar Eric Fisher, quien se rompió el tendón de Aquiles derecho.

Los Chiefs cambiaron al tackle derecho Mike Remmers al puesto de Fisher luego que salió del partido contra los Bills y es el probable titular en la posición de tackle izquierdo contra los Buccaneers, que terminaron la temporada regular empatados en el cuarto lugar de capturas con 48.

Fisher inició 15 partidos para los Chiefs en la temporada regular y en ambos de 'playoffs' que han disputado, además de ser seleccionado al Pro Bowl por segunda ocasión en su carrera.

Los Chiefs han tenido que trabajar duro a la hora de encontrar profundidad en su línea ofensiva esta campaña.

De nuevo, ante los Buccaneers, los actuales campeones del Super Bowl, jugarán sin tres linieros ofensivos titulares de baja por lesión, incluyendo los dos tackles (el derecho Mitchell Schwartz ha sido baja desde la Semana 6 por una lesión en la espalda).

Kansas City también tuvo un titular, Laurent Duvernay-Tardif, y un suplente, Lucas Niang, que decidieron no jugar este año antes del inicio del campamento de entrenamiento, debido a la pandemia del coronavirus.

Watkins jugó en 10 partidos para los Chiefs en la temporada regular. Estuvo fuera a principios de la temporada con un dolor en el tendón de la corva y luego con una lesión en la pantorrilla, y no compitió en ninguno de los encuentros previos de postemporada de los Chiefs.

El receptor abierto de 27 años terminó la temporada regular quinto sobre los Chiefs con 37 recepciones para 421 yardas y dos 'touchdowns'.

Bell, de 28 años, se unió a los Chiefs en octubre después de que los New York Jets le diesen de baja.

Desde su llegada, ha tenido un impacto menor para los Chiefs de lo esperado.

(c) Agencia EFE