Cheptegei: "La presión te mantiene hambriento en busca de récords y sueños"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Redacción deportes, 10 mar (EFE).- "Escucho a mi mente y a mi cuerpo, ese es el secreto de mi éxito". Así de tajante se muestra Joshua Cheptegei, uno de los mejores fondistas de la historia, coleccionista de récords y cuyo sueño, ahora mismo, pasa por los Juegos Olímpicos de Tokio.

Cheptegei (Kapchorwa, Uganda; 1996) escribió en 2020 su nombre con letras de oro en la historia del atletismo internacional al arrebatar al etíope Kenenisa Bekele los récords mundiales de 5.000 (Mónaco. 12:35.36) y 10.000 metros (Valencia. 26:11.00).

Desde su refugio en el campamento de Kapchorwa (Uganda), a unos 300 kilómetros al este de la capital, Kampala, y muy cerca de la frontera con Kenia, el atleta del NN Running Team atiende a EFE.

Los éxitos no le distraen de su estricta rutina de entrenamientos. Se levanta a las cinco de la mañana y media hora después ya está dando zancadas. Por la tarde entrena y alrededor de las nueve de la noche se va a dormir.

P: ¿Cómo está siendo este inicio de año?, ¿cómo le afecta a un profesional como usted lo que se está viviendo con la pandemia?

R: El año empezó muy bien. En 2021 comenzamos con victoria el 5K en Mónaco (13:11). No fue un récord mundial, pero estoy agradecido de poder comenzar el año así. Es un honor para mí que los organizadores de la carrera sigan invitándome en estos momentos difíciles.

P: ¿Qué sensaciones le dejó esa marca en Mónaco?

R: Correr en Mónaco siempre es increíble para mí. Ver ese estadio y la ciudad me da una sensación especial. En esta última ocasión hubo mucho viento y por eso el récord mundial no fue posible, pero estoy seguro de que volveré a Mónaco.

P: El año pasado corrió cuatro carreras e hizo tres récords. ¿Cómo recuerda esos éxitos pasados los meses?

R: 2020 fue espectacular para mí, especialmente por los récords mundiales (5.000 metros pista y ruta y 10.000 metros pista). Este éxito es una gran motivación para que este año tenga un desempeño aún mejor. 2020 me dio la oportunidad de perseguir récords y 2021 tiene diferentes sueños.

P: ¿Tiene pensado algún otro objetivo de récord para este 2021?

R: 2021 es un año diferente porque se celebran los Juegos Olímpicos y los tengo en la agenda.

P: ¿Le ilusionan los Juegos?

R: Mi sueño es ganar la medalla de oro en Tokio pero será una de las carreras más difíciles de la historia de la humanidad. Tengo el privilegio de prepararme bien y ojalá mi sueño se haga realidad.

P: Cada vez que corre su presencia acapara todas las miradas. ¿Eso le supone presión?

R: Recibo mucha atención y eso también me trae mucha presión, pero aprendí a usar esa atención y es presión para ganar más motivación y energía. Debido a esta presión, automáticamente buscas más carreras, récords o sueños que perseguir. Te mantiene hambriento de más. También el amor por Uganda y la gente de mi país están orgullosos de mí y ese sentimiento también me da una gran motivación.

P: ¿Cuál cree que es el secreto de su éxito?

R: El secreto de mi éxito es que siempre escucho a mi mente y a mi cuerpo. Nunca permito energía negativa a mi alrededor ni en mi equipo. Siempre manejamos las situaciones con una mentalidad positiva.

David Ramiro

(c) Agencia EFE