"Checo" podría quedar sin lugar

·2  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- Sergio Pérez reconoció la posibilidad de que pase la temporada 2021 de la Fórmula Uno en... su casa, sentado en un sillón.

Las opciones se le cierran al tricolor, quien no tiene trabajo para la próxima campaña. Haas y Red Bull tienen espacio, aunque el tapatío no ha podido asegurar un contrato.

"No he firmado, no tengo nada y se viene el cierre de la temporada. El próximo año estaré sentado en un auto de F1 o en el sillón de mi casa", comentó el tricolor, durante la sesión de preguntas, previo al Gran Premio de Turquía de este fin de semana.

"Sabré bien hasta el cierre de la campaña y ya no quedan muchas opciones", reconoció.

Al mexicano, quien ya no formará parte de Racing Point en 2021, le quedan dos posibilidades para encontrar un lugar.

En Haas, hace unas semanas, se adelantó que Romain Grosjean y Kevin Magnussen no formarán parte del proyecto. Mick Schumacher, hijo del histórico Michael Schumacher, recibiría su oportunidad en la máxima categoría, con el otro asiento disponible. Mientras que en Red Bull, Alexander Albon no ha renovado y el francés Pierre Gasly ya fue extendido para quedarse una campaña más con AlphaTauri.

Pérez marcha en la sexta posición del campeonato mundial, con 82 puntos, a tres de Charles Leclerc (Ferrari) y 13 de Daniel Ricciardo (Renault), con cuatro carreras por disputar.

En el de constructores —con Mercedes ya campeón—, la escudería rosa es quinta (134), con las mismas unidades que McLaren y a una de Renault.

Luego de 10 años en F1, Pérez no tiene futuro asegurado.

Altibajos

El 2020 del tapatío ha sido una montaña rusa.

Agosto. Confirma que es positivo por Covid-19; se pierde dos carreras.

Septiembre. Anuncia su separación de Racing Point, al finalizar la campaña.

Octubre. Trasciende el interés de Red Bull por el mexicano.

Noviembre. Error del equipo le cuesta el podio en el GP de Portugal.