Champions League. Lionel Messi necesita una hazaña ante PSG para no despedirse tan temprano, desde la época en que era compañero de Javier Saviola

Claudio Mauri
·5  min de lectura
Messi cruza a Mbappé, la gran figura en el 4-1 de la ida, con un hat-trick
FC Barcelona

La Champions League despidió este martes a su goleador histórico, Cristiano Ronaldo, autor de 134 tantos. Ni el portugués ni Juventus pudieron evitar la eliminación ante Porto en los octavos de final. Al lamento de Cristiano este miércoles le puede seguir el del segundo goleador de la competencia europea, Lionel Messi, que acumula 119 tantos en 148 partidos.

En Barcelona no se habla de otra cosa que de Joan Laporta. La elección del nuevo presidente, que si bien todavía no asumió acompaña a la delegación en el viaje a París, instaló un ambiente tan positivo y optimista que atenúa lo que se insinúa como la primera gran decepción de la temporada: la eliminación en los octavos de final de la Champions League. Para evitarlo, Barcelona debe abocarse a algo parecido a un milagro este miércoles en el Parque de los Príncipes ante Paris Saint Germain. Necesita revertir el 1-4 de la ida en el Camp Nou, donde Kylian Mbappé dio un festival ofensivo con un hat-trick.

En la búsqueda de agarrarse a algo en lo que creer, Barcelona evoca la hazaña del 6-1 ante PSG en 2017, también por los octavos de final. La gran diferencia es que por entonces tenía al tridente Messi-Suárez-Neymar. El brasileño, que este miércoles volverá a quedar al margen en el equipo de Mauricio Pochettino porque aún no se recuperó de una lesión, fue la figura en aquella gesta.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La consagración de Laporta levantó grandes expectativas sobre la posibilidad de que Messi renueve el contrato que vence en junio. Entre ambos hay una relación de afinidad y afecto que se remonta al anterior mandato del dirigente, entre 2003 y 2010. Cómodo y carismático en sus apariciones mediáticas, Laporta se hizo filmar cuando este martes saludó a cada jugador que se subía al vuelo rumbo a Paris. Mientras con la mayoría chocó puños y manos, con Messi se dio un abrazo.

Ronald Koeman se refirió al vínculo: “Laporta tiene un pasado positivo con Messi. No sé si con eso alcanzará para que siga en el club, ojalá que sí”.

Laporta le da un abrazo a Messi antes del viaje del plantel de Barcelona a París
Captura FC Barcelona


Laporta le da un abrazo a Messi antes del viaje del plantel de Barcelona a París (Captura FC Barcelona/)

En lo estrictamente deportivo, Messi está cerca de despedirse prematuramente de la Champions League. En 2007 fue la última vez que no pudo superar la barrera de los octavos de final. Desde entonces, como mínimo alcanzó los cuartos, con los títulos de 2009, 2011 y 2015 como gloria mayor.

En aquellos octavos de 2007, Laporta era el presidente. Tras perder 2-1 en el Camp Nou ante Liverpool, el dirigente entonó un discurso con su proverbial confianza: “Esto fue un accidente, estoy seguro de que nos clasificaremos. Tenemos equipo para ganar en Anfield”. Hubo victoria, 1-0 con gol de Gudjonhsen, pero fue insuficiente por los goles de visitante de los ingleses.

Porto, con Marchesín, eliminó a Juventus

En aquella serie, Javier Saviola fue el centro-delantero titular en la ida, en un ataque que el Conejito compartió con Messi y Ronaldinho. “Saviola se estrella ante Reina”, decía la crónica del diario El País sobre el argentino y el arquero de Liverpool. También se citaba que el entrenador Frank Rijkaard había dispuesto “un equipo ligero con Belletti y Saviola”.

En el desquite, Saviola fue suplente. Tras la eliminación, la prensa reflejó que “únicamente Messi encaraba a Arbeloa. Eto’o, en cambio, no funcionó como extremo y Ronaldinho no le ganó ni una pelota a Carragher”.

Un año antes, en 2006, Barcelona había obtenido la Champions, en una final ante Arsenal que Messi no disputó por el desgarro que había sufrido en la serie ante el Chelsea de José Mourinho. El técnico portugués se mofó de un Messi de 18 años, lo acusó de “hacer teatro” ante la férrea marca de su equipo.

Si se queda al margen en estos octavos, Messi dejará atrás 14 temporadas en las que siempre había avanzado más en la Champions. Además de los tres títulos citados, alcanzó cinco cuartos de final (dos veces ante Atlético de Madrid, Juventus, Roma y Bayern Munich) y cinco semifinales (Manchester United, Inter, Chelsea, Bayern Munich y Liverpool).

Sin el lesionado Gerard Piqué para enfrentar a PSG, Ronald Koeman asocia la épica a Messi: “Si Leo es capaz de hacer uno de sus mejores partidos, todo es posible. Puede decidir un partido en cualquier momento”. El capitán lleva cuatro goles, todos de penal, ante Ferencvaros, Juventus, Dinamo Kiev y PSG. Mauricio Pochettino no da nada por hecho: “Sabemos que vamos a sufrir porque Barcelona es un gran equipo. Debemos estar concentrados y jugar para ganar, ese es nuestro pensamiento”.

Ya en el curso pasado, Robert Lewandowski se abrió paso entre Messi y Cristiano, los dos colosos, y en este también piden pista los que presentan candidatura como herederos: Erling Haaland, que con los dos que hizo este martes en el 2-1 de Borussia Dortmund a Sevilla suma 10, y Kylian Mbappé.

Al presente sombrío en la Champions, Barcelona le opone la ilusión por el futuro, en el que imagina a Laporta y Messi estrechándose las manos con un contrato firmado sobre un escritorio. Mientras, en la cancha, tras tantos años de rivalidad por ser los mejores y dominar en la Champions, las sombras que el martes cubrieron a Cristiano amenazan con atrapar a Messi.

Probables formaciones

  • PSG: Navas; Florenzi, Marquinhos, Kimpembe, Kurzawa; Gueye, Paredes; Di Maria, Verratti Mbappe; Icardi

  • Barcelona: Ter Stegen; Mingueza, Lenglet, Umtiti; Dest, De Jong, Busquets, Alba; Pedri; Messi, Griezmann

  • Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra)

  • Estadio: Parque de los Príncipes

  • Horario: 17 (hora argentina)

  • TV: ESPN