Central - Newell’s: el drone destruido por Pablo Pérez en el clásico rosarino por la Copa de la Liga

·3  min de lectura
Pablo Pérez pisa el drone que sobrevolaba por el campo de juego del estadio en los primeros minutos en los que se disputaba el cásico rosarino
Pablo Pérez pisa el drone que sobrevolaba por el campo de juego del estadio en los primeros minutos en los que se disputaba el cásico rosarino

Rosario Central y Newell’s protagonizan uno de los clásicos más apasionantes del fútbol argentino. Además de disputarse en la cancha, los hinchas rosarinos siempre le ponen algo de color y folclore, pero en esta ocasión también estuvo presente la controversia.

Valencia - Barcelona, Liga de España: con dos goles de Messi, el equipo catalán dio vuelta el partido y todavía sigue vivo en la lucha por el título

Apenas comenzado el partido apareció un drone, que luego fue bajado y destruido por un futbolista de la Lepra. Además, en la previa del clásico se realizó un popular banderazo de hinchas de Central cerca del estadio, con la presencia de muchísimos simpatizantes sin barbijo y sin respetar la medida de distanciamiento social, en medio de las restricciones que rigen en el país y en la provincia de Santa Fe.

Cuando se jugaban apenas tres minutos de la primera parte del partido, un drone con una bandera apareció sobrevolando bajo en el Gigante de Arroyito. Cuando Rosario Central se disputaba a ejecutar un tiro de esquina esto fue advertido por el árbitro Fernando Echenique que tuvo que para el partido manifestando que no se podía jugar con el drone sobrevolando allí. Pero ni bien se frenó a una baja altura, Lucas Gamba, futbolista de Central aprovechó para bajarlo y llevarlo hasta afuera. Pero todo no terminó allí, Pablo Pérez, jugador de Newell’s se acercó, lo pisó y le tiró un pelotazo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Banderazos sin distancia y sin barbijos

Otras situación que dejó este clásico se dio ates de la disputa del partido. En plena segunda ola de coronavirus, y con la provincia de Santa Fe declarada como zona de alto riesgo epidemiológico, más de 300 fanáticos de Central se convocaron dos horas antes del inicio del encuentro.

Dado que no podían hacerse presentes en el Gigante de Arroyito, la manifestación fue en el Parque Alem y sin respetar ninguna medida sanitaria ni los protocolos de seguridad. Con la presencia de banderas y bengalas, los simpatizantes se juntaron para alentar a sus jugadores y a mayoría estuvo sin tapabocas y sin guardar distancia

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El reencuentro Puma, la euforia de Quesada y el golpe que sufrió Matera: Stade Francais celebró en el clásico de París

Incluso, los hinchas del “canalla” no hicieron caso a las palabras de su arquero y referente Jorge “Fatura” Broun, que en un mensaje publicado a través de un video les había pedido responsabilidad debido a la situación: “Les pedimos que alienten desde sus casas, pero con el Corazón en el gigante. Cuidate y cuidá a tu amigo canalla. Juntos somos más”.

La misma situación se había dado el pasado jueves, pero con hinchas de Newell’s aprovechando el choque por Copa Sudamericana que la Lepra debía jugar ante Libertad de Paraguay. Varios fanáticos de Newell’s fueron detenidos por incumplir con las medidas dispuestas en la provincia debido a la presencia de la segunda ola de Covid-19 en el país.