Celestes se quitan el óxido

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 26 (EL UNIVERSAL).- El Cruz Azul goleó. Lo mejor que se le ha visto al equipo de Robert Dante Siboldi, quien suspiró al sumar sus primeros puntos en el certamen. El 3-0 a favor de los cementeros sobre el Santos, en el Estadio Azteca, recargó la energía del plantel. Después de dos semanas negativas, el camino se aclara.

Jonathan Rodríguez, Elías Hernández y Luis Romo marcaron los goles de los capitalinos. El timonel le dio confianza a Santiago Giménez como titular; Igor Lichnovsky regresó al 11 y los últimos refuerzos, Alex Castro y Lucas Passerini, observaron el partido desde un palco.

En el primer tiempo se vivió el mejor futbol celeste en lo que va del año. Desde el comienzo (minuto 2), el Cruz Azul presionó al conjunto de La Comarca y consiguió el primer gol del cotejo, tras una buena jugada de Roberto Alvarado y Rodríguez, quien no festejó el tanto, al recordar su pasado como figura de los Guerreros.

La Máquina tuvo el control del esférico y fue peligrosa cerca de la portería de Jonathan Orozco, quien en este arranque de torneo suma siete goles en contra. Al 30', el meta atajó dos remates dentro del área chica; heroico, pero los cementeros tuvieron para extender la ventaja.

El 2-0 a favor de los azules llegó pronto en el segundo tiempo. Un rebote cayó en el pie derecho de Elías Hernández, quien no dudó en mandarla al fondo de las redes coahuilenses.

Los pocos aficionados en el Estadio Azteca aplaudieron, gritaron y festejaron. Lo que habían esperado por dos semanas por fin llegó. La Máquina no solamente ganaba; también gustaba.

El Cruz Azul se relajó y el Santos reaccionó con dos remates al poste; sin embargo, a los Guerreros les cayó el tercer tanto del partido, cortesía de Luis Romo. Siboldi volvió a sonreír.

Qué leer a continuación