A la "caza" de nuevos patrocinios

·1  min de lectura

Tania Ventimilla

CIUDAD DE MÉXICO, enero 30 (EL UNIVERSAL).- No ha sido un año fácil para la Liga MX, con pérdidas millonarias en las cuentas del futbol nacional. Una de las labores de Mikel Arriola, nuevo presidente de la organización, es convencer a las empresas de inyectar capital para que el negocio de este entretenimiento sobreviva.

"Estamos viendo qué activos podemos maximizar y centralizar para comercializar mejor. Dentro de esta crisis, pudimos —como Liga— conseguir a un nuevo patrocinador, lo que es un bálsamo, aire fresco. Doce millones de dólares adicionales para los equipos en una situación en la que ninguna industria está consiguiendo inversión nueva", comentó a Azteca Deportes.

Arriola reveló que los golpes más duros fueron en los boletos para los juegos y comercialización, pérdidas que se mantendrán por los próximos meses, debido a que la crisis de la pandemia no ha cesado en el país.