Cavani entró en el entretiempo y cerró la victoria del United sobre el final

Juan Ignacio Arias Montoya
·1  min de lectura

Luego de sumar varios encuentros en los que fue determinante a la hora de aportar su cuota goleadora y juego colectivo para hacer circular la pelota, Edinson Cavani recibió un poco de descanso este domingo en lo que fue el cruce por la Premier League ante Burnley.

Optando por distintas alternativas presentes para diagramar su once inicial, Ole Gunnar Solskjær, DT del Manchester United, dejó en el banco al uruguayo y puso a Marcus Rashford como único referente de ataque para hacer fluir el juego contra su rival de turno. 

Sin muchas respuestas de por medio, el entrenador, reorganizando el equipo durante el descanso, decidió mandar al terreno de juego al goleador charrúa. Demostrándole al director técnico de Los Diablos Rojos que no se equivocó a la hora de efectuar la variante, el atacante, mediante una gran cuota de sacrificio, aportó mucho esfuerzo para la victoria de su equipo.

Ya sobre el cierre del partido, mientras el marcador se mantenía 2 a 1 a favor del United, Cavani, firmando una nueva conquista con la camiseta de titán de Inglaterra, se posicionó en el lugar y momento exacto para confirmar las tres unidades en favor del dueño de casa: luego de una serie de toques, Edinson, recibiendo una gran asistencia por parte de Donny van de Beek, quedó a escasos centímetros del arco del Burnley y marcó el 3-1 para decretar la victoria del local. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.