La carrera de Haaland continua escribiéndose con letras doradas

Adrian Marcos
·1  min de lectura

El delantero noruego saltó a la fama hace un par de años después de una gran actuación en un partido con su selección. Desde entonces su nombre comenzó a acaparar los focos para ir haciéndose cada vez más y más mediático a base de goles, lo que le ha llevado a ir cambiando de camiseta, cambiando de colores, hasta que hoy, con la consecución del premio 'Golden Boy', ha pintado su nombre en letras gigantes de color dorado en el panorama internacional.

Erling Braut Haaland se dio a conocer con esos nueve goles que firmó en un encuentro entre Noruega y Honduras en un Mundial Sub-20. Por aquel entonces, era un joven artillero que alternaba la camiseta azul del Molde KF, la de la serenidad, la tranquilidad y la calma de una carrera en ciernes, con la roja del combinado nacional, la del dinamismo, la pasión, el peligro.