Caroline Wozniacki, la tenista danesa detalla el dolor que sufre por la artritis reumatoide

Desde la Redacción
·3  min de lectura
MELBOURNE, AUSTRALIA - JANUARY 24: Caroline Wozniacki of Denmark drapes a Danish flag over her shoulders after losing her Women's Singles third round match against Ons Jabeur of Tunisia on day five of the 2020 Australian Open at Melbourne Park on January 24, 2020 in Melbourne, Australia. (Photo by Mark Kolbe/Getty Images)
(Photo by Mark Kolbe/Getty Images)

Caroline Wozniacki no pudo levantarse de la cama un día después de un partido que jugó que duró tres horas. Su esposo tuvo que ayudarla a recoger su cabello en una coleta.

Ese dolor y cansancio llevaron a la estrella danesa, una ex tenista número uno del mundo, a que optara por el retiro en este año debido a que descubrió que sufría de artritis reumatoide. La joven de 30 años compartió la historia por primera vez con la revista People.

Wozniacki no pudo levantarse de la cama después del primer Grand Slam

Ganó su primer título de Grand Slam en el Abierto de Australia a principios de 2018. Ocupó el puesto número 2 en la clasificación mundial a los 13 años de su carrera ya la edad de 28.

Ese agosto de 2018 se despertó una mañana después de un partido de tres horas con un “dolor insoportable” y no podía levantarse de la cama, le dijo a la revista. Le comentó a su esposo, David Lee, que se sentía agotada y dolorida.

“Me sentí como si me hubiera atropellado un auto y tuviera mononucleosis al mismo tiempo”, le dijo a People.

Lee, de 37 años, sacó a Wozniacki de la cama, le recogió el pelo en cola de caballo y la ayudó a subir a un avión de Montreal a Cincinnati para el Western & Southern Open. Ella dijo que jugó un set sintiéndose mareada y luego se retiró. En ese momento dijo que era una lesión en la rodilla izquierda .

MELBOURNE, AUSTRALIA - JANUARY 24: Caroline Wozniacki of Denmark smiles as she speaks to media during an interview following her Women's Singles third round defeat to Ons Jabeur of Tunisia on day five of the 2020 Australian Open at Melbourne Park on January 24, 2020 in Melbourne, Australia. (Photo by Mark Kolbe/Getty Images)
(Photo by Mark Kolbe/Getty Images)

En la ciudad de Nueva York, un médico confirmó un trastorno autoinmune, dijo, pero fue solo después de que continuó presionando para obtener respuestas sobre su salud que le diagnosticaron la artritis reumatoide o AR.

“Fue un gran impacto”, dijo, “Nunca he tenido a nadie en mi familia con AR o una enfermedad inmunológica; simplemente no podía entender cómo una joven en buena forma física podía tener esta enfermedad”.

Dijo que era una sorpresa, pero se dio cuenta de que había estado lidiando con los síntomas durante mucho tiempo.

MELBOURNE, AUSTRALIA - JANUARY 24: Caroline Wozniacki of Denmark drapes a Danish flag over her shoulders and acknowledges the crowd after losing her Women's Singles third round match against Ons Jabeur of Tunisia on day five of the 2020 Australian Open at Melbourne Park on January 24, 2020 in Melbourne, Australia. (Photo by Clive Brunskill/Getty Images)
(Photo by Clive Brunskill/Getty Images)

Wozniacki siguió jugando sin avisar al público

A Wozniacki se le aseguró que podía "vivir una vida normal", siempre y cuando escuchara a su cuerpo y no le diera tanta atención a los días malos. Cambió totalmente su dieta, agregó más horas de sueño al horario, evitó el estrés y se mantuvo al día con masajes terapéuticos regulares, señaló.

En octubre de 2018 ganó el Abierto de China un mes después del diagnóstico.

“Probablemente sea uno de mis momentos de mayor orgullo”, dijo. “Nadie más que mi familia sabía sobre mi enfermedad y me probé a mí misma que puedo hacer cualquier cosa”.

Después de ser eliminada de las Finales de la WTA, anunció su padecimiento. Continuó jugando durante todo el 2019 y en ese mismo año dio a conocer que se retiraría después del Abierto de Australia de 2020 y así lo hizo. Aseguró en su momento que no era por la artritis reumatoide. En cambio, dijo que quiere concentrarse en formar una familia. Wozniacki también tiene la intención de crear conciencia sobre esta enfermedad.

Sugerimos leas también:

Una mujer entre hombres: ficha por un equipo masculino tras ser leyenda del fútbol femenino

Navid Afkari, el luchador iraní cuya próxima ejecución generó una campaña global para salvarle la vida

Semenya: "Un hombre puede cambiar las reglas pero no puede regir mi vida"

¿Por qué Lillini aseguró que en México no se pregunta de futbol?