Pues sí: resulta que coser empodera, como dice VOX

Pues resulta que sí, que coser empodera. A las mujeres.

Y no es ironía.

Alicia Rubio, diputada en la Comunidad de Madrid por VOX, ha dicho que "pondría como asignatura obligatoria costura. Empodera mucho coser un botón". Claro que empodera. Todas las cosas que hacemos en la vida pueden empoderarnos. Hacernos sentir útiles, fuertes, valiosos. Lo que pasa es que la señora diputada lo ha dicho en el contexto de que el feminismo "es cáncer", y va de la mano con el l "lesboterrorismo" y el "pornofeminismo".

Pues vaya.


Señora de VOX, lo que empodera es poder hacer lo que nos da la gana, y si usted puede ser hoy diputada y hablar libremente –aunque sea para decir esas barbaridades- en una tribuna pública, es gracias a varias generaciones de mujeres feministas que pagaron incluso con su vida la lucha por la igualdad. Si usted hoy puede votar, también es por ellas, por esas mujeres que no se quedaron en casa cosiendo, limpiando y haciendo la cena.

Pero, mire, le voy a contar un caso en el que coser sí que da libertad, confianza y dignidad a un grupo de mujeres.

Son supervivientes del tráfico sexual. Mujeres y niñas raptadas, engañadas o esclavizadas para los puteros, como la joven rusa a la que le quedaba un año para terminar medicina pero que tuvo que venir un tiempo a España porque su familia necesitaba dinero con urgencia. El contrato no era –ya se pueden ustedes imaginar- para trabajar de camarera. Cuando llegó se dio cuenta de que había caído en una red de prostitución.

Esas mujeres que tienen la suerte de ser rescatadas necesitan dignidad. Sentirse útiles. Y dinero para sobrevivir.

En un pequeño taller de costura madrileño se lo dan. Pertenece a Apramp, entidad que desde hace más de 25 años rescata y ofrece un futuro a las mujeres y niñas que sufren explotación sexual y trata de seres humanos. Allí enseñan a esas mujeres a coser, porque la mayoría han pasado por situaciones tan crueles que no pueden recuperarse ni física ni mentalmente.

Elsa Pataky con un modelo de Bendito Bolso, una declaración de intenciones contra el tráfico sexual.
Elsa Pataky con un modelo de Bendito Bolso, una declaración de intenciones contra el tráfico sexual.

En ese taller se hacen arreglos, pero también se confeccionan los bolsos de www.benditobolso.com. “No somos perfectos, pero somos únicos, como tú”. Comprándolos ayudáis a esas mujeres a tener un futuro digno.

Para que luego digan que coser no empodera.

Qué leer a continuación