Carlos Izquierdoz: el líder de Boca que defiende su condición en la cancha con niveles altos, pero que todavía es mirado de reojo en el club xeneize

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Carlos Izquierdoz, entre Campuzano y Emanuel Mas, en el grupo de jugadores de Boca que fueron a festejar junto al arquero Agustín Rossi tras ganarle a River por penales
Marcelo Endelli

Carlos Izquierdoz, por capacidades futbolísticas y por voz de mando, se transformó en uno de los líderes de Boca. Es el subcapitán de Miguel Angel Russo detrás de Carlos Tevez, pero también uno de los jugadores más respetados dentro del vestuario por sus compañeros. Sin embargo, pese a ser consciente de que defiende correctamente la camiseta de Boca con regularidad y buenos desempeños, hace tiempo que siente que está en observación. Se sinceró luego de sacarse la mochila ante River con una frase contundente: “Si hubiera errado el penal en la definición y Boca quedaba eliminado, seguro era uno de mis últimos partidos con esta camiseta”.

Análisis táctico: los goles de cabeza (made in Gallardo) de River ante Boca y en la Bombonera

La frase de Izquierdoz a ESPN refleja la presión que sentían los jugadores de Boca luego de haber sufrido cinco eliminaciones seguidas en los mano a mano ante el River de Marcelo Gallardo. Y desahogo. “Nunca es fácil resolver una definición por penales. Y encima era un momento complicado porque venía de errar Edwin (Cardona), de meterla ellos, iba yo... Dije: ‘ay Dios, bueno, vamos a hacernos cargo de la situación, je...’. Hay que ser un poco inconsciente y no pensar tanto qué puede pasar. Tenía pensado patear fuerte al medio. Por suerte entró. Si yo erraba ese penal y perdíamos, seguramente iba a ser de mis últimos partidos acá en Boca. Era consciente de eso. Es la realidad”.

Sobre por qué dijo esa frase, el ex defensor central de Lanús respondió: “Lo que pasa que uno mismo tiene que tomar ciertas decisiones porque este tipo de golpes son duros. Ya me pasó de vivir dos situaciones así. Más allá de que en el balance que hago en Boca he logrado cosas buenas, títulos, finales, también hay momentos en los que se debe poner el pecho. Si no salen las cosas bien, las oportunidades se terminan. Lo que conlleva errar un penal... Ya viví situaciones en el club que no fueron buenas, otra más hubiese sido difícil de superar. Y cuando uno no puede, tiene que dejarle el lugar a los demás, no hay que ser cabeza dura y terco y aferrarse a las cosas. Yo siempre trato de dar lo mejor de mí y si no lo puedo lograr... La gente está para tomar decisiones y cuando no se consiguen las cosas, quieras o no tiene que haber cambios”, dijo casi haciendo catarsis.

Carlos Tevez: la conexión entre aquel festejo de la “gallinita” y el sabor de volver a eliminar a River

Pero además, el contexto de Izquierdoz tenía algo de personal también. Si bien elogió a Russo y al Consejo de Fútbol liderado por Juan Román Riquelme, hace tiempo que el Cali piensa que lo pretenden reemplazar. La llegada de Carlos Zambrano y Marcos Rojo era (y para los integrantes del Consejo lo sigue siendo) la idea para conformar la pareja de centrales ideal.

Carlos Izquierdoz y Lisandro López, la mejor dupla central de Boca en el campeonato
GETTY


Carlos Izquierdoz y Lisandro López, la mejor dupla central de Boca en el campeonato (GETTY/)

Sin embargo, los mejores rendimientos defensivos de Boca fueron con Lisandro López y Carlos Izquierdoz. Pese a esto, ambos sienten que no tienen el puesto ganado. Si Izquierdoz erraba el penal contra River, habría servido de excusa para algunos como para tomar la decisión de desprenderse de él a mitad de año. Sin embargo, cuando le consultaron sobre el entrenador y el Mundo Boca, fue elogioso con todas las áreas. ¿De qué se agarra Izquierdoz para pensar esto? Que, cuando estuvieron en condiciones de jugar, los titulares fueron Zambrano y Rojo, aunque sus desempeños hayan estado muy por debajo del nivel esperado. Sin ir más lejos, en los últimos tres partidos Marcos Rojo mereció irse expulsado por ir mal o llegar a destiempo, pero zafó.

“Gracias a Dios, el cuerpo técnico, mis compañeros y la directiva me valoran. Si he jugado siempre por algo es, sé lo que aporto... Después, son más las veces que perdés que las que ganás. En Boca te exigen que hay que ganar siempre y el gran objetivo hasta ahora no lo pudimos conseguir, es la Copa Libertadores y es normal que cuando eso pasa se duden sobre ciertas cosas. Sé cuáles son mis fortalezas, mis debilidades, trato de mejorar día a día y aportar lo máximo al grupo. Ahora superamos a River, que era un partido que todos queríamos ganar. Y quiero terminar saliendo campeón si Dios quiere de este torneo y meternos en la siguiente fase de la Libertadores. Acá es día a día e ir logrando los objetivos que se nos presentan”, sostuvo Izquierdoz.

Gol de Izquierdoz a Lanús

El Cali, además, tuvo palabras de elogio hacia River y Gallardo y se solidarizó con los 15 futbolistas millonarios que no pudieron jugar por tener Covid-19. Siempre suele ser correcto dentro de la cancha y a la hora de declarar. Después de este triunfo de Boca por penales, no fue la excepción.

Juan Román Riquelme, luego del partido, también elogió a Izquierdoz y dijo que es un ejemplo para los más chicos. Sin embargo, más allá de que el defensor es un líder dentro del plantel y que sostiene con rendimientos (y goles de cabeza) esa condición en el campo de juego, sigue pensando de que no es un indiscutido. El tiempo dirá si la consideración interna en el Mundo Boca cambió después de este domingo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.