Carlos Alcaraz, la nueva joya juvenil de Racing: 22 millones de cláusula y contrato hasta 2023

Goal.com Latam

A Carlos Alcaraz lo vieron en Racing por primera vez en 2017 en el predio Tita Mattiussi. Jugaba en contra de la Academia, para la Selección Sub-15 de La Plata. Y se cansaba de eludir rivales. Allí lo vio Alejandro Russo, coordinador de inferiores del club por entonces, y quedó obnubilado: tenían que quedarse con el chiquitín que jugaba de volante por derecha al que sus jugadores no podían parar.

¿EL FÚTBOL ARGENTINO VUELVE A SER GRATUITO?

Al toque se lo llevaron de la ciudad de las diagonales para Avellaneda. Tenía 15 años y prometía un futuro gigante. Arrancó en la octava y con edad de sexta, a los 16, empezó a alternar con la Reserva de Mauro Gerk en tiempos de Diego Cocca. Durante la etapa de Coudet llegó la consolidación y quien terminó aprovechando el diamente que venía puliendo el Tanque en la Tercera fue Sebastián Beccacece.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El DT enseguida le echó el ojo y, aunque no lo llevó a la pretemporada, lo subió a entrenarse con la Primera y lo hizo debutar en el primer partido del año ante Atlético Tucumán. Jugó apenas 11 minutos en aquel reinicio de la Superliga, a los que se sumaron los apenas nueve que disputó el último domingo ante Aldosivi en la Copa Superliga y en el que se convirtió en el héroe de la noche tras convertir el 4-3 agónico para darle los tres puntos a su equipo.

Casualidades de la vida -o no-, Alcaraz había firmado su primer contrato profesional dos semanas atrás. "Juego de ocho, volante interno por derecha. Me gusta llegara al ataque, patear de afuera del área y armar el juego. Lo veo mucho a Mati Zaracho porque me gusta lo que hace, va para adelante", comentaba para la cámara después de poner el gancho en un papel que dice que vale 22 millones de euros a sus apenas 17 años. Su vínculo se extenderá hasta 2024.

Qué leer a continuación