Nuevas caras en Perú, misma actitud para rehacerse de los golpes

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Goiânia (Brasil), 21 jun (EFE).- Con el argentino Ricardo Gareca como seleccionador, Perú ha desarrollado a lo largo de los últimos seis años una sorprendente capacidad para superar situaciones límite y levantarse en tiempo de récord de cualquier golpe por más duro que sea, incluso con jugadores noveles en el equipo.

La última muestra se vivió el domingo en el Estadio Olímpico de Goiânia frente a la selección de Colombia, a la que derrotó por 1-2 cuando apenas tres días antes la Blanquirroja había sido goleada por 4-0 por Brasil en su debut en la Copa América.

La historia recuerda a la de hace dos años, cuando en la Copa América de 2019 a Perú se le daba por desahuciada después de caer 5-0 ante Brasil y luego supo abrirse paso en el torneo hasta llegar a la final.

De momento en esta Copa América 2021 la selección peruana ha logrado su primer triunfo en diez años sobre Colombia, un equipo que hace tan solo tres semanas le pasó por encima con una cómoda goleada por 0-3 en Lima por la séptima fecha de las eliminatorias sudamericanas de clasificación para el Mundial de Catar 2022.

"Es un equipo que reacciona ante situaciones adversas y eso nos da tranquilidad. Futbolísticamente mejoramos algunas cosas y podemos seguir mejorando más", valoró 'El Tigre' Gareca al término del encuentro.

Frente a la selección cafetera, los peruanos hicieron uno de sus partidos más completos de los últimos dos años, con un equipo compacto y solidario donde las individualidades escasearon en favor del trabajo colectivo, el santo y seña de identidad de Gareca que tantas alegrías recientes ha dado a Perú.

LOS NUEVOS DAN LA TALLA

Quizá lo más alentador para la afición peruana es que en el triunfo sobre Colombia participaron jugadores nuevos y poco habituales en el esquema de Gareca que apuntan a volverse relevantes en el corto plazo.

"Vinimos a la Copa América a observar y dar oportunidades a muchachos que las están buscando hace tiempo", admitió Gareca, que al igual que en la Copa América de 2016, se ha tomado este torneo como un campo de pruebas para hacer algunos cambios de cara a las siguientes fechas de las eliminatorias.

Más allá de que Christian Cueva vuelva a estar con el talento afinado, que Renato Tapia asuma cada vez más galones en el centro de la cancha y que Pedro Gallese exhiba sus reflejos bajo el arco, la victoria de Perú sobre Colombia también tuvo cuatro nombres propios: Sergio Peña, Gianluca Lapadula, Marcos López y Alexander Callens.

Peña, que se estrenó como goleador con la selección peruana al anotar el primer tanto sobre Colombia, tuvo su mejor partido con la camiseta franjirroja.

El centrocampista del Emmen neerlandés dio junto a Cueva y Carrillo dinamismo al ataque peruano, y eso hizo que Lapadula no se sintiese tan solo en el área rival como había ocurrido frente a Brasil.

LAPADULA, GARRA A LA PERUANA

Pese a que todavía se le resiste el gol, Lapadula se está ganando un sitio en el corazón de los peruanos, algo difícil ya que le toca ocupar la vacante de un peso pesado como Paolo Guerrero, capitán y máximo goleador histórico de la Blanquirroja.

Lejos de dividir a un grupo muy unido como se temía que pudiese pasar con su convocatoria para el combinado nacional, Lapadula ha demostrado con su tesón y garra ser uno de los jugadores más voluntariosos, y es el primero en dar asistencias y abrazar a sus compañeros cada vez que meten gol.

En la defensa, Marcos López aprobó con buena nota su prueba de fuego frente a Juan Cuadrado y demostró por qué Gareca le ha confiado el puesto de titular en el lateral izquierdo, una demarcación donde hasta hace poco era indiscutible Miguel Trauco.

También tuvo una actuación destacada en el centro de la zaga Alexander Callens, otro futbolista que hacía tiempo esperaba una oportunidad como esta, siempre a la sombra de Carlos Zambrano, Miguel Araujo o Luis Abram.

Sin embargo, pese al triunfo sobre Colombia no fue un partido perfecto de Perú, pues en defensa hubo fallos puntuales que pudieron costarle muy caro y en el segundo tiempo le volvió a ser muy difícil crear ocasiones de gol, como en anteriores partidos.

Espoleado por tener sus primeros tres puntos en el bolsillo, la selección peruana se medirá el miércoles a Ecuador en el Estadio Olímpico de Goiânia y el domingo cerrará la fase de grupos ante Venezuela en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.