Caraglio, obligado a exigirse

El Universal

Tania Ventimilla

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 16 (EL UNIVERSAL).- De goleador del Cruz Azul en el Clausura a la sequía en el inicio del Apertura. Todo ha cambiado para Milton Caraglio en cuestión de meses. El argentino terminó el torneo anterior con 12 anotaciones (entre fase regular y Liguilla), pero ahora suma 342 minutos sin marcar después de cuatro partidos jugados; la presión vuelve y lo sabe.

La Máquina juega este sábado ante el Atlas en el estadio Jalisco, busca su segunda victoria, la primera de visita, y el delantero argentino quiere volver a anotar. Sabe que la llegada del ecuatoriano Bryan Angulo lo pone en una situación difícil, ya que de seguir seco ante el arco rival, podría quedar fuera del once titular de Pedro Caixinha.

"La llegada de Bryan me presiona más, porque me tengo que exigir mucho más este es un equipo que lo viene demostrando, no juegan siempre los mismos y si bajas los brazos no te va a tocar iniciar"… comentó el argentino, consciente de que el futbolista vive de los resultados inmediatos y en su caso, el presente es oscuro al no haber marcado.

De alguna forma, Caraglio intenta explicar el momento que pasa en las canchas: "El futbol es ingrato a veces, (por ejemplo) su trabajo es hacer las preguntas que nos chocan, pero que son la verdad; cuando llegan esos buenos momentos los disfrutamos, pero también hay rachas que tenemos nosotros los delanteros".

Lo curioso, es que busca regresar al gol ante el Atlas, equipo con el que le tocó pelear el descenso y en el que fue figura. Quizá la presión que vivió con los rojinegros fue distinta, la de no perder la categoría, mientras que con La Máquina es salir cmapeón. Como sea, ha tenido que lidiar con esa tensión en muchas ocasiones y no se da por vencido: "En Atlas a pesar del momento que estábamos pasando, la gente lo valoró (el esfuerzo que hicimos); hoy no me puedo comparar con el Cruz Azul porque está lejos (del descenso), más allá de qué hay buenos y malos momentos se vive de otra manera".

Caraglio entiende que no será un juego sencillo, "a nosotros nos juegan con todo... eso nos tiene que servir para pensar en que somos un equipo que todos nos quieren ganar, no nos podemos relajar y tenemos que esforzarnos 10 veces más de lo que venimos haciendo". Al final, entiende que para La Máquina solo sirve el triunfo y para él, volver a anotar.

Qué leer a continuación