De cara al retiro no se raja

·2  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- Cuando el luchador Fuerza Guerrera anunció su retiro de los cuadriláteros, la nostalgia lo invadió de inmediato y estuvo cerca de arrepentirse.

Sin embargo, a poco más de un año de haber tomado esa decisión, el enmascarado está convencido de cumplir su palabra y ha pactado una cita con el destino, para guardar el equipo en marzo del 2021.

La pandemia, el encierro y pasar más tiempo con su familia, consolidaron su deseo de alejarse del pancracio. "Sé que lo voy a extrañar, pero en esta época tan dura, se ha reafirmado mi decisión. Cuando lo anuncié, luego, luego, me arrepentí. Sentía que me había apresurado y no estaba preparado para el retiro. La verdad es que me sentía aún bien para enfrentar a cualquiera".

El tiempo ha sido su mejor consejero y cumplirá su palabra. "Ahora lo sé. Voy a dedicarme a viajar para visitar a todos mis clientes en el país, con eso voy a cubrir esa inquietud del luchador, que es andar por todas partes. Soy un luchador serio y no quiero abusar de la credibilidad que te da la gente. Tienen mi palabra".

Antes de que la emergencia sanitaria cambiara al mundo, había hablado en el Consejo Mundial de Lucha Libre para despedirse en ‘Homenaje a Dos Leyendas’. "Ahora es un poco incierto de cómo y cuándo. Espero poder concluir con este capítulo de mi vida en marzo del 2021. Es mi deseo".

Aunque sus rivalidades con Octagón y El Hijo del Santo no llegaron al duelo por las incógnitas, conquistó trofeos muy valiosos en su carrera, como fueron las máscaras de Rocky Star II y el Gallo Tapado, ambas en la Arena México. El adiós se acerca y es remota la posibilidad de exponer su tapa esa noche.