Candela Ruggeri, su novio y los celos de un campeón del mundo

LA NACION
·3  min de lectura

Candela Ruggeri contó cómo su papá, Oscar, multicampeón con River y el seleccionado argentino, a raíz de sus celos, se mantenía atento a los momentos que ella tenía con el novio.

En declaraciones al programa Espn Futbol Club Show, la modelo y le contó a Alejandro Fantino y su equipo lo que hacía su padre para evitar que ella y su novio tuvieran momentos a solas.

La joven explicó que su padre siempre fue celoso y anticuado con respecto a su vida amorosa y dijo que sus padres nunca le dieron llave de la casa mientras vivía con ellos. "Yo salía a bailar con amigas y ellos me tenían que abrir a la hora que sea. Siempre me venía abrir mi papá".

La modelo contó que en living de la casa familiar tenían una silla masajeadora y, durante toda su adolescencia, ese objeto se convirtió en el preferido de su padre. "Cuando estábamos con mi novio solos mirando una película, aparecía mi papa y se sentaba en la silla y se quejaba por sus dolores", dijo Candela Ruggeri.

Luego, la hija del excampeón mundial recordó cómo fue la presentación de su actual novio con su familia, en Navidad. "Estaba toda mi familia, éramos como cincuenta. Nico fue a comer con su familia y después de las 12 fue a mi casa. Yo le pedí a mi papá y a mi familia que se porten bien porque era la presentación de mi novio", rememoró la modelo.

Candela Ruggeri y la preocupación por Oscar, positivo de Covid 19

"Toda mi familia estaba en el jardín en fila, esperándolo. Hicieron dos filas como a los jugadores de futbol que debutan, tuvo que hacer el puente chino. Estaba Galíndez (ex utilero y masajista del seleccionado nacional), que es como mi tío, y lo pinchaba con un escarbadientes", contó Ruggeri.

A pesar de lo atractivo que puede parecer tener un padre como Oscar Ruggeri, Candela dijo que cuando era chica su papá se ausentaba de la casa durante seis meses. "Todos dicen que lindo tener un papá futbolista, pero es también heavy. A mi papá no lo vi por mucho tiempo cuando era chica".

Ruggeri explicó que su padre no estuvo en su propio nacimiento y que se lo reprochó en reiteradas oportunidades. "Faltó a mi parto, salí y no estaba, no llegó. Estaba en Neuquén y en ese momento no había vuelos todo el tiempo", explicó la modelo.

"Se lo reproché un poco, por eso él entró al Bailando. Estuve como un año convenciéndolo y le dije que si íbamos al Bailando no le decía más lo del parto. Perdón pá, lo estoy diciendo ahora y rompiendo la promesa", cerró Ruggeri en tono de broma.