Cancelan por covid-19 los partidos New Orleans-Dallas y Boston-Chicago

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 11 ene (EFE).- El partido que debían jugar este lunes los New Orleans Pelicans y los Dallas Mavericks, y el previsto para este martes entre los Chicago Bulls y los Boston Celtics han sido cancelado por la NBA debido a problemas derivados con la expansión de la covid-19.

El anuncio sucede apenas un día después de cancelarse el partido que iban a jugar en Boston los Celtics y Miami Heat.

Para el partido de esta noche, los Mavericks han perdido a ocho jugadores para enfrentar a los Pelicans.

El equipo tenía ya el domingo a cuatro jugadores en la lista del protocolo covid-19. La incorporación más reciente fue el ala-pívot alemán Maxi Kleber, quien dio positivo.

Los titulares, el alero Josh Richardson, y el ala-pívot Dorian Finney-Smith, junto al base reserva Jalen Brunson ya habían sido descartados y no jugaron los dos últimos partidos disputados por los Mavericks contra los Nuggets y el Orlando Magic, con sendas victorias para el equipo de Dallas.

El incremento de los casos de contagio o contactos con personas que han dado positivo al Covid-19 ha sido lo que ha forzado a la NBA a aplicar los protocolos de seguridad y salud que obligan a la cancelación.

En todas ellas se ha debido a que alguno de los equipos no cuenta con el mínimo de ocho jugadores disponibles para que se pueda disputar un partido en la NBA.

La dos nuevas cancelaciones elevan a cuatro los partidos que no se han podido disputar por causa del Covid-19 después que el pasado 23 de diciembre los Rockets de Houston y los Thunder de Oklahoma City ya no pudieron jugar el que iba a ser el inaugural de la nueva temporada para ambos equipos.

Pero hasta ahora no se habían dado tres jornadas consecutivas con cancelación de partidos.

El Heat está programado enfrentarse mañana, martes, a los Sixers, en Filadelfia, pero, hasta el lunes por la tarde, permanecía en su hotel en Boston, sin estar seguro de sus próximos pasos.

Los Sixers disputaron el sábado el partido ante los Nuggets de Denver con ocho jugadores disponibles, pero solo siete de ellos pudieron salir al campo, dado que el ala-pívot Mike Scott fue sacado de la lista de lesionados, pero sin estar recuperado.

Sin embargo, la NBA no aceptó la petición de los Sixers de que se cancelará el partido y tampoco tiene planes de suspender la competición de la temporada regular, que comenzó el pasado 22 de diciembre.

La NBA dijo el domingo por la noche que la liga anticipó que habría problemas y no tiene planes de detener la temporada debido a los problemas actuales que enfrentan algunos equipos.

De acuerdo a la liga, la realidad que se está dando por causa de la pandemia del coronavirus era algo que entraba en las previsiones de la NBA y de ahí que se estableciesen los protocolos de seguridad y salud que protejan a los jugadores.

(c) Agencia EFE