El canadiense Conners asume el liderato del PGA Tour, con dos golpes de ventaja

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Kiawh Island (EEUU), 20 may (EFE).- El canadiense Corey Conners surgió este jueves como la gran figura sorpresa de la primera ronda del Campeonato del PGA Tour al conseguir registro de 77 golpes (-5) que lo dejaron al frente de la clasificación con dos de ventaja sobre un grupo de seis golfistas que tuvieron 79 (-3).

Conners mostró solidez con sus golpes largos desde el tee como en el green para hacer seis birdies, que repartió en las dos mitades del recorrido e hizo un bogey en el par cuatro del noveno hoyo cuando falló a la hora de embocar la pelota.

Pero Conners, en medio del viento y el caos en Kiawah Island (Carolina del Sur), dio toda una apariencia de simplicidad en la forma que completó el recorrido por el Ocean Course con al hacer birdie en todos los pares 5.Conners también hizo un par de putts largos para birdie.

Con un fuerte viento en la cara durante sus últimos cinco hoyos, el canadiense de 29 años jugó el difícil tramo final en 2 bajo par, uno de esos birdies fue un putt de algo más de 16 metros desde poco antes del green.

Lideró por dos golpes sobre media docena de jugadores. Ese grupo incluía a los estadounidenses Brooks Koepka, quien comenzó su día con un doble fantasma y no se metió en problemas el resto del camino; y al australiano Cameron Davis, quien superó un triple bogey en el sexto hoyo.

Los estadounidenses Keegan Bradley, Aaron Wise y Sam Horsfield junto al joven sueco Viktor Hovland también acabaron con 69 golpes cada uno.

Los siete jugadores que superaron los 70 fueron los menos para la primera ronda del PGA Championship desde que hubo cinco en Hazeltine en el 2002.

Entre ellos no estuvieron el chileno Joaquín Niemann, que fue el mejor golfista latinoamericano, ni el español Jon Rahm, tercero del mundo, que busca su primer mayor como profesional, pero ambos no acabaron víctima de la dureza del recorrido y con registros de 71 (-1) y 72 (par) se posicionaron para superar el corte cuando mañana, viernes, se dispute la segunda ronda.

Niemann, con cuatro birdies y tres bogeys, acabó en el decimosexto puesto, que compartió con otros 14 jugadores, mientras que Rahm, que consiguió dos birdies y dos bogeys, ocupó el trigésimo primer lugar de la clasificación junto a otros nueve golfistas.

El mexicano Carlos Ortiz con tarjeta firmada de 73 golpes (+1) fue el mejor jugador latinoamericano mejor clasificado, en el puesto 41, después de Niemann, y con opciones a superar el corte al igual que su compatriota Abraham Ancer (74, +2), que acabó en vigésimo segundo lugar.

Más complicado lo van a tener el colombiano Sebastián Muñoz, el argentino Emiliano Grillo y el español Sergio García que acabaron con un registro de 77 golpes (+5).

Tampoco estuvieron mejor algunos de los favoritos al título como los estadounidenses Justin Thomas, segundo en la clasificación mundial que acabó con 75 golpes (+3) y el número uno, su compatriota Dustin Johnson estuvo peor al entregar tarjeta firmada de 76 (+4).

La primera ronda también dejó la retirada del estadounidense Sam Burns por una lesión en la espalda.

El golfista de 24 años llegó como uno de los mejores jugadores de golf del momento después de haber ganado el Campeonato de Valspar hace tres semanas, luego terminó segundo en el AT&T Byron Nelson la pasada antes del segundo major del año.

Burns jugó sus primeros nueve hoyos en 5 sobre par que incluyó un triple bogey y un doble bogey antes de retirarse del torneo.

Mientras que su compatriota John Catlin recibió una rara penalización por juego lento que le costó un golpe y tener un registro final de 75 (+3) en el Ocean Course.

Catlin, un estadounidense que juega en el Tour Europeo y está haciendo su debut en un campeonato importante, recibió por primera vez una advertencia de ritmo de juego en el hoyo 16 (el séptimo) del partido para él, donde tardó 74 segundos en su segundo tiro.

Como esperaba, en el Ocean Course de Kiawh Island, que batió la marca de ser el campo más largo, 7,2 kilómetros de recorrido, que haya albergado uno de los cuatro principales torneos profesionales de la temporada, impuso sus condiciones de dureza a las que siempre estuvieron sometidos los jugadores y que les fue muy complicado alcanzar un mínimo de control, con la excepción de Conners y por eso acabó como merecido líder.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.