De campeones en la Libertadores al cruce por un corte de luz: los vaivenes de la relación entre Crespo y Gallardo

Goal.com Latam
Los entrenadores de River y Defensa y Justicia volverán a verse las caras este sábado, en un partido clave para la definición de la Superliga.
Los entrenadores de River y Defensa y Justicia volverán a verse las caras este sábado, en un partido clave para la definición de la Superliga.

Hernán Crespo y Marcelo Gallardo parecían destinados a ser amigos. Nacidos con apenas seis meses de diferencia, coincidieron durante todo su trayecto formativo en las Divisiones Inferiores de River (aunque no jugaban en la misma categoría, porque el delantero es de 1975 y el Muñeco, del 76), llegaron a Primera casi al mismo tiempo -ambos debutaron en 1993-, fueron campeones locales, uno reemplazó al otro en la final de la Copa Libertadores 1996 y, cuando ya se habían ido del Millonario rumbo a Europa, siguieron compartiendo equipo en la Selección argentina, con la que coinicidieron en los Mundiales 1998 y 2002. El final de sus carreras los alejó, aunque Valdanito alguna vez reconoció: "Con Marcelo pueden pasar cinco años sin hablarnos, pero cuando nos encontramos es como si nos hubiéramos visto todos los días". Sin embargo, en el último tiempo algo parece haberse roto entre ambos.

River - Defensa y Justicia, por la Superliga: formaciones, día, horario y TV

El 17 de febrero del año pasado, por la fecha 19 de la Superliga 2018/19, Gallardo y Crespo se encontraban dentro de un campo de juego por primera vez en más de una década, esta vez desde el lado de afuera de la línea de cal, en la visita del Millonario a Banfield. En el que era apenas su cuarto partido como entrenador en el país, el exdelantero volvía a verse con el club de Núñez, al que nunca regresó como futbolista a pesar de las numerosas oportunidades en que se había rumoreado su retorno. La historia terminó 1-1 gracias a los tantos de Agustín Fontana para el local y Lucas Pratto, para el visitante. Pero lo más llamativo ocurrió en los bancos de suplentes.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Por qué Crespo podría poner suplentes contra River

En la previa del encuentro hubo abrazos y sonrisas entre los DTs y sus respectivos cuerpos técnicos. Pero cuando iban 27 minutos del primer tiempo y un corte de luz en el Florencio Sola obligó a suspender el partido por unos minutos, llegó un inesperado enojo de Gallardo, que acusó a la gente del Taladro de provocar el apagón adrede. Sorprendido, Crespo replicó: "¡¿Cómo vas a pensar que fue intencionado?!". El debate siguió en las conferencias de prensa posteriores de los dos.

"Fue adrede, pero no voy a hacer una polémica con eso porque el partido estaba empatado 0-0 y ellos estaban mejor que nosotros. El corte de luz no favorecía a nadie, pero sé cuáles fueron los motivos y no voy a juzgar a nadie. Había un jugador que quería ir al baño, fue eso, y claramente en un partido que vos no regalás nada no te vas a quedar con uno menos durante lo que dure el partido. Ahí nomás yo vi las señales y por qué pasó lo que pasó. No voy a culpar a nadie", acusó el Muñeco.

"Marcelo es un gran jugador de truco. Hasta mintiéndome creía que me iba a incomodar y no me movió un decibel. Lo conozco y no pasa nada. Entiendo que quería desestabilizar y frente a esa situación que veía comprometida me quiso acusar a mí. Le dije que no soy electricista", replicó Valdanito, que dos días después insistió con el tema y reconoció: "Me dolió lo que pasó. Quizás estuve muchos años afuera y tengo que interiorizarme en los ritmos periodísticos. Me tendré que acostumbrar a este tipo de situaciones en el fútbol argentino. En Italia esto no pasa".

El cruce entre ambos ídolos llamó la atención, pero la historia no parece haber nacido en esa falla eléctrica. En 2017, Crespo apoyó a la lista de Antonio Caselli en las elecciones en River y estaba apalabrado para formar parte del equipo de fútbol profesional que encabezaría David Trezeguet. Muchos en Núñez vieron aquella movida como un intento del actual entrenador de Defensa y Justicia para quedarse con el puesto del técnico más ganador en la historia del club, algo que finalmente no prosperó.

Pasado un año del incidente de la luz, la tensión parece haber bajado e, incluso, Crespo ahora tiene en su plantel al hijo de Gallardo, al que hasta podría poner como titular contra el equipo de su papá, y Gallardo le tiró buena onda de cara a su regreso al Monumental por primera vez desde su partida del Millonario: "Es una muy linda posibilidad de homenajear a un jugador que le dio dos de los goles más importantes de la historia del club. Espero que tenga un muy buen recibimiento por parte de la gente". Este sábado, los dos volverán a verse las caras en un partido que será decisivo para la definición de la Superliga. Seguramente habrá abrazo entre ambos. Al menos, antes del pitazo inicial.

Qué leer a continuación