La campaña de persecución arbitral del madridismo se cobra una nueva víctima

Borja González
·3  min de lectura
GETAFTE, SPAIN - FEBRUARY 27: referee Jorge Figueroa Vazquez during the La Liga Santander  match between Getafe v Valencia at the Coliseum Alfonso Perez on February 27, 2021 in Getafte Spain (Photo by David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)
El colegiado Jorge Figueroa Vazquez durante el partido de la Liga Santander entre Getafe y Valencia. (Foto: David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)

El madridismo ha pasado a la ofensiva contra los árbitros en los medios y las redes sociales tras la actuación de Hernández Hernández en el derbi madrileño. Tras el partido del Real Madrid contra el Elche el colegiado Figueroa Vazquez está en boca de la grada blanca, pero de lo que no se dan cuenta es de que sus decisiones han perjudicado a ambos equipos por igual.

Ha sido una actuación pésima. El tema candente es un penalti clamoroso no señalado a favor del Real Madrid por un agarrón -o llave de judo- sobre Sergio Ramos en el área. Es imposible no verlo. Por este motivo, el madridismo está poniendo el grito en el cielo, sumado al hecho de que en la ida hubo polémica alrededor de un lance con Benzema que tampoco fue señalado como pena máxima.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

También hay quejas por parte de la hinchada blanca de un empujón sobre Casemiro en el gol del Elche. Todo el que ha jugado al fútbol sabe que no hay nada, pero por pedir que no quede.

La realidad sobre las críticas y el azote que está recibiendo Figueroa Vázquez es que son injustas. Ojo, injustas llevadas solo hacia un polo y no hacia el otro. En el choque hubo un penalti muy claro de Sergio Ramos sobre Guido Carrillo con una resolución todavía más sospechosa que en el lance de Ramos no señalado: para evitar pitarlo se inventaron un fuera de juego inexistente del delantero del conjunto ilicitano cuando el balón procedía de las botas Ferland Mendy.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En definitiva, una actuación bochornosa de Figueroa Vázquez con la que ningún equipo puede estar contento, pero que en ningún caso se ha cebado más con unos que con otros. La campaña no tiene sentido.

Más historias que te pueden interesar: