El camino de River hacia la final de la Copa Libertadores 2019

El Millonario cierra su participación en el máximo certamen del continente en la misma ciudad que lo empezó, hace poco más de ocho meses.
El Millonario cierra su participación en el máximo certamen del continente en la misma ciudad que lo empezó, hace poco más de ocho meses.

Ocho meses y 17 días pasaron desde que River comenzó su defensa del título, en la misma ciudad donde esta tarde intentará concretarla. Si bien no será en el mismo estadio, Lima alberga una vez más a la ilusión del Millonario, que comenzó el 6 de marzo ante Alianza Lima y concluye el 23 de noviembre en el Monumental ante Flamengo, en la gran final.

Y no fue un camino de rosas para los de Marcelo Gallardo. Debió superar diversos obstáculos, un arranque defectuoso, rivales durísimos, un nuevo Superclásico y ahora, en el duelo decisivo, a un equipo que se preparó desde lo económico para este momento.

En aquella noche ante el conjunto aliancista, Cristian Ferreira salvó un punto con el 1-1 en tiempo de descuento con un golazo de tiro libre. Pero en el primer partido en el Monumental, jugado a puertas cerradas por la sanción luego de los incidentes en la final ante Boca, no pudo más que un 0-0 ante Palestino. Para colmo, la historia se ponía negra en Porto Alegre, con dos goles en desventaja ante Inter. Pero aparecieron Pratto y otro tiro libre, esta vez de De La Cruz, para dar aviso de que el campeón estaba vivo.

A partir de ese encuentro todo fue hacia adelante: goleada 3-0 a Alianza Lima en Núñez, 2-0 a Palestino en Chile y empate 2-2 ante Inter, que lo dejó en el segundo puesto del Grupo A. El sorteo no fue nada benévolo: Cruzeiro fue el rival en octavos y luego de sendos 0-0, con una aparición determinante de Armani en Belo Horizonte, debieron resolver el duelo por penales y ahí se impuso, nuevamente gracias a las manos de su arquero.

En cuartos, otra vez definir afuera, en este caso contra Cerro Porteño, pero logró un 2-0 clave para viajar a La Olla y volver con el 1-1 que lo metía en semifinales y, de nuevo, ante Boca. El duelo de ida del Superclásico fue 2-0, pero debió ser mayor la diferencia, con una enorme diferencia entre los equipos del Muñeco y Alfaro. Pero la revancha en La Bombonera tuvo otro tono y el Xeneize se puso a tiro de la igualdad cuando faltaban 10 minutos, que fueron a puro aguante en la única derrota de todo este extenso recorrido.

En total fueron 12 partidos, con cuatro victorias, siete empates y una caída. Flamengo es su último escollo para llegar a la quinta Libertadores y sumarle una estrella más a un ciclo de gloria que quedará en la eternidad.

Qué leer a continuación