Camino inverso en Ciudadanos: sus candidatos se van al PP

Asier Martiarena
·3  min de lectura
Arrimadas acudirá al Parlamento Vasco en plena polémica sobre EH Bildu. EFE
Arrimadas acudirá al Parlamento Vasco en plena polémica sobre EH Bildu. EFE

Sobrevivir a una coalición es uno de los grandes retos de la política. Como ya tratamos en su día, diversos estudios señalan que, una vez agotada la legislatura, la vuelta a las urnas depara una pérdida de media del 17% de los votos en la formación más débil de la coalición. Pero en Ciudadanos no solo van a perder votos, sino que también pueden perder dirigentes porque tras varios años de trasvase de políticos del PP a Ciudadanos, ahora se está registrando un cambio de ciclo con una fuga inversa. Del partido naranja al partido de la gaviota. Y los mayores peligros se atisban en Madrid y Andalucía, en donde gobiernan en coalición con los populares.

No hay más que darse un repaso a la hemeroteca para ver que desde que Inés Arrimadas se aupó a la presidencia del partido naranja, su moderación no ha gustado a todos los sectores. La guinda la puso Albert Rivera quien, coronado como mariscal de las derrotas al perder nada más y nada menos que el 83% de sus diputados, se atrevió a poner la guinda. Su amplio historial de volantazos le confiere una gran experiencia para juzgar los de los demás. Así que, sin mencionar expresamente a la actual líder del partido, el ex político la criticó afirmando que no se puede ser "laxo" a la hora de negociar: a dignidad en la vida, cuando la pierdes, no se recupera", sentenció.

El caso más rotundo del cambio de ciclo es el protagonizado por el propio Albert Rivera, cuyo bufete de abogados ha sido contratado por el PP para intentar tumbar la ley catalana de limitación de alquileres.

Pero hay más. ¿Recuerdan a José Manuel Villegas? Pues al poco de dejar Ciudadanos, quien fuera presidente en funciones de la formación no ha tenido reparos en fichar por Propósito, la nueva fundación afín al PP.

Y ya se están apuntando a algunos fichajes más. Incluso de algunos dirigentes naranjas en activo como la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

El Independiente es el portal que ha recogido la inquietud creciente en el partido dirigido por Inés Arrimadas en donde se antoja inevitable que el PP acabe absorbiendo a un partido bajo mínimos con una estructura mucho mayor que la que le han otorgado las urnas.

“Numerosos cargos de Ciudadanos a nivel autonómico y municipal ya estarían preparando su salto al PP y habrían contactado con sus homólogos populares para preparar un eventual desembarco”, señala Ana Belén Ramos en su artículo. Y en el PP no lo van a ver con malos ojos. Como ya ha señalado su portavoz nacional, José Luis Martínez Almeida, quien llama a ensanchar el espacio moderado del PP más allá de ideologías.

¿A qué se debe esto? Pues a supervivencia pura y dura. Muchos hablan de la deriva ideológica de un partido que se ha moderado en los últimos meses hasta el punto de venderse como partido bisagra de Pedro Sánchez dejando libre al PP el liderazgo de la oposición.

Las decisiones de Arrimadas de elegir candidatos a dedo en Extremadura y Cataluña tampoco ayuda a la paz interna en el partido.

Y de ninguna manera hay que olvidar que las elecciones -tanto las de meses pasados como las que asoman en Cataluña- han mermado, y van a mermar aún más, la cantidad de altos cargos en el seno de Ciudadanos.

Así que en Ciudadanos ya han tocado la campana del ‘sálvese quien pueda’.

En vídeo | Almeida llama a ensanchar el espacio moderado del PP más allá de ideologías

Más historias que te pueden interesar: