¿Cambia el criterio de las manos? El pedido que la UEFA le hizo a la FIFA

LA NACION
·3  min de lectura

Mientras las discusiones por la utilización del VAR y sus controvertidas decisiones siguen siendo habituales en la escena del fútbol mundial, en Europa se decidió dar un paso hacia un posible cambio en el reglamento. La UEFA le envió una solicitud a Gianni Infantino, presidente de la FIFA, para modificar la regla sobre las manos y brindar una mayor flexibilidad a los árbitros para no estar obligados a castigar situaciones de juego que sean injustas.

De acuerdo a la información de la agencia The Associated Press que replica el diario Marca de España, Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, le escribió a Infantino para solicitar que se vuelva a permitir que los árbitros sean los que determinen si un jugador tocó la pelota con la mano de forma intencional o casual. Esta discusión podría tratarse este mes en la reunión que se realizará con los legisladores del juego en la FIFA.

La UEFA solicitó volver a permitir que los árbitros sean los que determinen si un jugador tocó la pelota con la mano de forma intencional o casual.

"El intento de definir estrictamente los casos en los que el manejo del balón es una infracción ha resultado en muchas decisiones injustas que se han enfrentado con una creciente frustración e incomodidad por parte de la comunidad del fútbol", escribió Ceferin en la presentación. "El espíritu del juego debe preservarse en todo momento. Creo que volver a la redacción anterior, quizás revisada e integrada por una disposición que no permite marcar goles con la mano o brazo, es una opción a tener en cuenta".

Debido a que la UEFA no tiene el poder de cambiar el reglamento, el presidente del ente rector del fútbol europeo decidió solicitar la modificación a la FIFA. Y todo se dio a partir de una situación puntual que hizo explotar lo que desde hace un tiempo se veía venir. En el duelo entre Chelsea y Rennes de la Champions League, que se disputó el miércoles y terminó con victoria 3-0 de los Blues, un disparo de Tammy Abraham golpeó en la pierna del defensor Dalbert Henrique y la pelota rebotó en su brazo extendido. Así, el jugador de Rennes se fue expulsado al recibir una segunda tarjeta amarilla, se sancionó penal y Timo Werner marcó el gol.

"Ocurre con bastante frecuencia que el balón golpea accidentalmente las manos o los brazos de los jugadores", escribió Ceferin acerca de este caso puntual que derivó en la carta presentada. "Los brazos son parte de los cuerpos que participan dinámicamente en los esfuerzos atléticos y su movimiento es necesario para preservar el equilibrio del cuerpo, hacer que el esfuerzo sea exitoso y evitar lesiones".

¿Qué pasos a seguir tiene ahora la UEFA para finalmente poder cambiar la regla? Todo se podría definir en la reunión anual de la IFAB que se realizará a comienzos de 2021. "Existe mucha evidencia de que los defensores hoy en día se ven obligados a asumir posiciones 'antinaturales' simplemente para evitar el riesgo de ver su mano o brazo golpeado accidentalmente por la pelota y conceder una falta o un penal", cerró el abogado y dirigente deportivo esloveno en su explicación. ¿Le concederán el deseo?