"Las calenturas se quedan en la cancha"

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Cuando se le preguntó a el entrenador de León, Ignacio Ambriz, sobre lo que sucedió al final del juego ante Santos, se limitó a decir: No pasó nada, es futbol, las calenturas se quedan en la cancha.

Se le señaló que Guillermo Almada lo acusó de faltarle al respeto a un jugador, y respondió: "Reitero, lo de la cancha se queda en la cancha, en las calenturas del partido se cometen errores".

Sobre el juego, dijo: "Tuvimos un gran rival enfrente, se nos fue arriba en el marcador, modificamos el parado y es plausible lo que se hace en la cancha, el equipo no se desespera, hubo movilidad y por ahí pudimos superar al rival".

Ahora quiere cerrar bien el torneo: "Hoy estamos en una madurez futbolística que quizá en otros torneos no lo teníamos, ahora vamos por el récord de puntos ante Toluca".