Cafú cierra su fundación humanitaria por problemas financieros

Agencia EFE

Sao Paulo, 23 dic (EFE).- La fundación creada por el exjugador brasileño Marcos Evangelista de Moraes 'Cafú' para combatir la desigualdad en el barrio de Sao Paulo donde nació, anunció su cierre por problemas financieros, tras dieciséis años en funcionamiento.

Fuentes de la Fundación Cafú señalaron este lunes que los patrocinadores que apoyaban económicamente a la entidad prácticamente "desaparecieron" desde "inicios de 2018" y que ese fue el principal motivo para poner fin a las actividades.

En una carta divulgada en su página web, la organización afirmó que 2018 y 2019 fueron años "muy difíciles" y "duros" por las dificultades económicas y, a nivel para personal, para el exlateral derecho, "que afronta una de las mayores pérdidas de su vida".

El que fuera el capitán de la selección brasileña campeona del mundo en 2002 sufrió en septiembre la muerte de su hijo mayor de 30 años, víctima de un infarto mientras jugaba al fútbol en la casa familiar, en Barueri, región metropolitana de Sao Paulo.

"Fueron dieciséis años de mucho trabajo, dedicación y compromiso con una causa genuina y verdadera (...) Fueron centenas de niños y familias asistidas. Formamos profesionales, padres y madres de familia y jóvenes de bien", subrayó la fundación en la misiva.

Desde 2004, la Fundación Cafú ayudaba a familias en situación de vulnerabilidad en Jardim Irene, el humilde barrio de la capital paulista donde el exjugador nació y creció, y en las comunidades próximas.

Para ello impulsaba iniciativas relacionadas con la cultura y el deporte centradas principalmente en los niños, pero en las que también podían participar adolescentes y adultos.

Según datos de la entidad, prestó atención a 950 personas a través de actividades extraescolares que tenían por objeto "alejarlos de las calles para que no fueran influenciados de forma negativa".

"No queremos ver este día con tristeza, y sí con alegría y la cabeza alta, por la convicción de que cumplimos un papel fundamental dentro de esta comunidad, que transformamos vidas y que hicimos lo máximo que pudimos", explicó la fundación.

Cafú, quien militó en grandes clubes europeos como Roma o Milan, siempre estuvo muy arraigado a su barrio. En 2002, en la final del Mundial contra Alemania, en la que Brasil ganó su quinta estrella, llevó escrito en su camiseta la frase "100 % Jardim Irene".

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación