Una cadena de comida rápida paga a sus clientes por pasearse como "anuncios humanos"

Yahoo Finanzas

Hay marcas que gustan tanto que la gente les hace publicidad gratis: no es infrecuente ver, por ejemplo, coches con pegatinas de la manzana de Apple que pertenecen a usuarios que no trabajan para la compañía ni tienen nada que ver con ella.

Las grandes firmas de moda tampoco tienen dificultades para poner a millones de clientes a pasear su logotipo por el mundo: la gente paga por prendas que lleven la marca bien visible y la lucen con orgullo. Es evidente que Apple o Gucci tienen en común que son marcas con prestigio y asociar la imagen personal con ellas otorga una cierta sensación de estatus social. Pero, ¿puedes conseguir que los fans te hagan publicidad si lo que vendes son alitas de pollo? La respuesta es que sí, y esta cadena lo acaba de demostrar sin paliativos.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Wingstop es una cadena de restaurantes especializados en alitas de pollo, famosa por su decoración temática inspirada en motivos de aviación de los años 30 y 40 del siglo XX. Desde la apertura de su primer local en 1994 ha crecido hasta contar más de mil restaurantes en 13 países.

A pesar de que su éxito empresarial es indiscutible, quedaba por demostrar si los fans del pollo estaban tan orgullosos de la marca como para vestirse con sudaderas promocionales. Pues sí, el reto está conseguido, pero con un poco de trampa: les han pagado por ello.

Se trata de una campaña que Wingstop ha lanzado a través de sus redes sociales y en la que ha ofrecido dinero a la gente por hacer de “vallas publicitarias humanas”. Para ello, diseñaron tres sudaderas en blanco con fotografías de los platos de pollo que vende la cadena y un texto bien visible en el que pone “esto es un anuncio de Wingstop” y las ofrecieron de manera gratuita a través de su página web. 

La iniciativa ha triunfado de tal manera que en cuestión de horas se agotaron todas las existencias. Una vez que los clientes tenían su sudadera, recibían 10 dólares por subir una fotografía a Instagram etiquetado a Wingstop y utilizando el hashtag #ThisIsAnAdForWingstop. Una manera inteligente de fidelizar a los clientes ofreciéndoles un incentivo que, en realidad, le sale a la empresa mucho más barato que instalar carteles publicitarios.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación