Cañeros no se dan por vencidos ante Alebrijes

El Universal

ZACATEPEC, Mor., diciembre 1 (EL UNIVERSAL).- Sorprendido, el técnico del Zacatepec, Ricardo Valiño, reconoció que los goles tempraneros que recibieron de los Alebrijes en la ida de la final "fueron golpes muy duros de los cuales su equipo batalló mucho para levantarse".

El estratega afirmó que su equipo salió como siempre a la cancha, pero en las dos primeras jugadas el rival acertó "fueron dos errores en los recorridos y es un golpe muy duro en una final. Nos llevó un tiempo recomponernos y volvernos a meter al partido tras de ese golpe y después del minuto 30 empezamos a retomar el control", señaló.

Sin embargo, Valiño no se rinde y señaló que apelarán a lo mismo que hicieron en la semifinal ante Atlante, cuando llegaron a la vuelta empatados a cero goles y terminaron ganando.

"Este equipo no se rinde y vamos por el pase, no podemos dejar de intentarlo. El rival es muy duro, el líder de la competencia, pero tenemos nuestros recursos para sacar adelante este reto en la cancha", remató.

Qué leer a continuación