Córdova le salva la noche

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, enero 10 (EL UNIVERSAL).- A la "patria futbolera", Guillermo Ochoa la defendió como caudillo y Sebastián Córdova la salvó para el primer triunfo en la era Solari. Envuelto en la bandera americanista, el portero mundialista mantuvo la ventaja para llevar a las Águilas a su primera victoria con su nuevo técnico.

El debutante Mauro Lainez los adelantó, Nicolás Ibáñez llegó y derrumbó el muro, agriando la bienvenida al "Indiecito".

Pero salió un nuevo soldado, de esos que conocen lo que significa al ADN azulcrema. Sebastián Córdova ingresó, comenzó a jugar como novato, y definió como consolidado. Así, gracias a estos dos canteranos, la patria se salvó. Y América ganó.

El debut desde lejos de Santiago Solari fue de bueno a regular. Por momentos, América mostró un lado dinámico y ambicioso, con jugadores que se veían en otras revoluciones, con un Giovani conectado, un Leo Suárez dinámico, con tal ambición que ponía en peligro a su sector defensivo, y era ahí donde San Memo levantaba sus alas.

El gol de Lainez (25’), jugada lineal mal definida, pero peor atajada por el portero Axel Werner, dio la ventaja merecida, pero no definitiva. El Atlético de San Luis se sacudió las telarañas, avanzó, ganó metros. Ochoa rechazaba todo y a Henry Martín le anulaban incorrectamente un gol.

San Luis se envalentonó y en un remate con la cabeza Nicolás Ibáñez igualó (78’).

Solari mandó al campo a Pedro Aquino y a Córdova; ambos se combinaron y armaron el gol.

Todavía al final, Ochoa en gran atajada, desvió un difícil disparo para que la "patria futbolera" saliera avante.