Siempre busqué ganar en Acapulco: Zverev

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 21 (EL UNIVERSAL).- Alexander Zverev se desquitó de la final que perdió hace dos años ante el australiano Nick Kyrgios. Al alemán se le quedó esa inquietud, por lo que la victoria de este sábado, sobre el griego Stefanos Tsitsipas, supo mejor.

"Siempre dije que Acapulco era un torneo que quería ganar en mi carrera. Tengo buenos sentimientos y una buen relación con México, ahora que lo conseguí estoy muy feliz y con la vista puesta en el Masters de Miami", comentó el germano, quien festejó su campeonato con la camiseta de la Selección Nacional de Futbol.

"Ganar siempre es bueno, pero me sentí tan feliz en mucho tiempo por la atmósfera, jugar ante público, como el tenis debe jugarse. Extrañé eso el último año. Además, cae bien jugar ante una afición como la mexicana, que disfruta de mi juego", añadió Zverev, sobre el aforo que existió en la sede de Acapulco, con un límite de espectadores durante el torneo.

"El público mexicano fue asombro, siempre es bueno sentirte querido en donde juegas, me gusta venir a jugar a México y espero volver pronto".

Sobre la final disputada ante Tsitsipas (6-4 y 7-6), Zverev reconoció que se tardó en encontrar su mejor estado para derrocar al griego, quien ya le había ganado en cinco ocasiones.

"No jugué bien en el inicio, por lo que tuve que modificar mi ritmo. Stefanos es un jugador diferente a los rivales que me enfrenté durante la semana. Está entre los 10 mejores del mundo y sabe cómo competir en estos torneos".

El alemán se convirtió en el primer tenista de su país en conquistar Acapulco.