¡El más buscado! Xavi y Van Gaal van por Sampaoli

La destitución de Bauza y elección de Sampaoli hacen recordar el proceso eliminatorio de Corea y Japón, donde el Scratch se consagró con Scolari.

La pregunta es qué garantiza el proyecto. Cuál es el objeto que se pone al aire para que la seducción ocurra. Una opción puede lo económico. Otra puede ser el talento de los futbolistas. Otra el calendario. Otra la estructura de entrenamiento. Y otra, infaltable: los interlocutores. Jorge Sampaoli anda en Sevilla con la cabeza mirando de reojo nuevos proyectos. Pepe Castro, presidente de la institución, busca renovarle el contrato, pero la salida de Monchi, director deportivo, lo impulsa a partir. Los medios de comunicación, que pueden ser mares de mentiras o mensajes cruzados de dirigentes, le indican que la Selección argentina lo pretende como sucesor de Edgardo Bauza. Pero nadie lo ha llamado. Entonces, su teléfono suena y aparecen dos posibilidades con espaldas muy grandes: una es Holanda, con Louis Van Gaal como coordinador de selecciones, y la otra es Qatar, con Xavi Hernández como asesor.

Ambos casos tienen un anclaje muy fuerte para el entrenador: los dos significan, de alguna manera, el reconocimiento de él como parte de la escuela Barcelona, sin haber pertenecido ahí. Lo buscan por el estilo, algo que construyó en sus diálogos con Pep Guardiola y en el armado de un cuerpo técnico con Matías Manna como referencia, alejándose de su anterior bielsismo. Más si los interlocutores directos son Van Gaal y Xavi, algo que funciona como oposición a lo que ocurre en la Selección argentina, donde puede seducir todo el resto -salvo lo económico, claro- salvo la existencia de parlantes: desde afuera, lo que se ve son declaraciones cruzadas de dirigentes, una AFA que no define con el entrenador actual y un vendaval de rumores que, obviamente, dañan.

El proyecto de Holanda es claro: su clasificación a Rusia 2018 es compleja, ya que está cuarto en la fase de grupos, detrás de Francia, de Suecia y de Bulgaria. Acaba de ser despedido Blind, el segundo echado en este período. Van Gaal aparece como un coordinador general del proyecto. Todavía se puede entrar en la Copa del Mundo, pero la idea es más abarcativa: llegar a Qatar 2022 haciendo el recambio general de la naranja.

El proyecto de Qatar es diferente: se piensa en el Mundial 2022, sin el riesgo de no clasificarse porque el organizador entra directo, con montañas de dinero en contrato y en posibilidades de desarrollo. Xavi, quien juega en esa liga, está armando proyectos deportivos allí. Mismo Guardiola ha colaborado, en su momento. Cerrar ese acuerdo sería un paso de lo más particular.