La burla de una cadena de comida rápida a Eden Hazard

LA NACION
·2  min de lectura

El mal momento futbolístico de Eden Hazard en el Real Madrid fue utilizado por la cadena internacional de comida rápida Burger King, que se burló de la ausencia del belga en los entrenamientos del Merengue.

Hazard llegó al club madridista a mediados de 2019 por una suma de 160 millones de euros pagados al Chelsea, su institución anterior, y fue una gran promesa por la buena performance que había tenido, sobre todo, en el Mundial de Rusia y en el conjunto de la Premier League.

Polémica por un bisnieto de Benito Mussolini que firmó con la Lazio

Sin embargo, las lesiones no le permitieron ofrecer su talento al 100% y el Real Madrid no pudo disfrutarlo como probablemente esperaba. Mientras el conjunto dirigido por Zinedine Zidane ocupa el tercer puesto de La Liga española y se prepara para su encuentro del sábado ante Huesca, el delantero de 30 años tuvo que ausentarse de la práctica del martes por molestias físicas.

Fue un mensaje del programa deportivo El Chiringuito en Twitter el que disparó la burla de Burger King hacia el belga. "Hazard no ha entrenado hoy con el equipo. ¿Por qué?", escribió el ciclo televisivo en la red social. La filial española de la cadena de comida rápida, por su parte, citó el twit y aprovechó para difundir una promoción del local. "2x1 en Burger King", lanzó.

Si bien la cuenta de Twitter del local de hamburguesas tiene en la mayoría de sus twits un tono jocoso, el comentario hacia el futbolista del Real Madrid generó el enojo de algunos usuarios, sobre todo porque algunos lo interpretaron como una indirecta hacia el supuesto pobre estado físico de Hazard. De todas formas, acumuló 28.000 retwits y más de 115.000 likes, dos cifras que crecen minuto a minuto.

"A Lionel Messi lo van a volver loco como a Diego Maradona"

No es la primera vez que Burger King utiliza personalidades del fútbol para atraer clientes a través de las redes sociales. La última vez, previa al twit sobre el belga, había posteado una foto del entrenador del Barcelona, Ronald Koeman, escribiendo en una pizarra como si estuviese ordenando un pedido, aunque tuvo poca repercusión en comparación al exitoso comentario sobre el delantero.