Una burbuja sanitaria y dos lesiones le dan un dolor de cabeza a Tabárez

Agencia EFE
·4  min de lectura

Montevideo, 9 nov (EFE).- Las lesiones de Federico Valverde y Maximiliano Gómez, sumadas a la burbuja sanitaria que mantiene atrapado a Martín Cáceres en Italia le dieron en este comienzo de semana un dolor de cabeza al seleccionador de Uruguay, Óscar Washington Tabárez.

Recién llegado a Colombia para preparar el duelo por la tercera fecha de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar 2022, el 'Maestro' se encontró con varias sorpresas que seguramente le obliguen a cambiar algunos de sus planes.

Este domingo, todo hacía indicar que la goleada por 4-1 del Valencia frente al Real Madrid sería solo un problema para Zinedine Zidane, quien en el comienzo de LaLiga 2020-2021 ganó cinco de sus ocho partidos.

Sin embargo, el seleccionador uruguayo también se llevó un problema -y por partida doble- ante las lesiones de 'Pajarito' Valverde y Maxi Gómez, el primero con una fisura en la espina tibial posterior de la pierna derecha y el segundo con un traumatismo en la rodilla.

Aplicado en la marca, veloz a la hora de hacer el ida y vuelta, categórico en sus pases y con una definición cada vez más fina, el centrocampista merengue es un fijo en el once inicial de Uruguay y así quedó demostrado en los primeros encuentros de las eliminatorias.

De hecho, ante Chile y Ecuador, Valverde fue junto a Martín Campaña, Cáceres, Diego Godín, Matías Viña y Luis Suárez uno de los que disputó los 180 minutos.

Por eso, es claro que la Celeste sentirá su baja, aunque no es menos cierto que esta es una de las zonas que más cubiertas tiene Tabárez.

Nahitan Nández, del Cagliari italiano, Lucas Torreira, cada vez sumando más minutos en el Atlético de Madrid, y Mauro Arambarri, uno de los dueños del centro del campo en el Getafe, son algunas de las variantes que tiene el seleccionador para acompañar a Rodrigo Bentancur.

Igualmente, se espera que aún pueda ser llamado algún futbolista del medio local y, como cada vez que esto pasa, los fanáticos ya se volcaron en las redes sociales a pedir la presencia de varios jugadores que militan en el plano local.

Gabriel Neves, de gran presente en el Nacional, y Manuel Ugarte, una de las figuras del Fénix, son algunos de los nombres que se pudo leer en Twitter y que por sus características de juego podrían ser convocados.

La baja de Gómez, por otra parte, no genera un problema tan grande para Uruguay ya que habitualmente no es titular y que a esto se le suma el retorno a la lista de Edinson Cavani, autor de un gol el fin de semana para el Manchester United inglés.

No obstante, con su ausencia Tabárez perderá a quien, saliendo desde el banquillo, le dio el triunfo a la Celeste ante Chile en la primera jornada de las eliminatorias.

En la defensa, no hay dudas de que si Cáceres no viaja a Colombia, el cuerpo técnico sufrirá una pérdida más que importante ya que el polifuncional jugador es uno de los habituales en el once inicial.

Dueño absoluto del lateral derecho desde que Maximiliano Pereira dejó la selección, el futbolista del Fiorentina ofrece marca, velocidad, asistencias y gol gracias a su muy buen juego aéreo.

Atrapado en la ciudad de Florencia después de que uno de sus compañeros de equipo diera positivo por covid-19, el 'Pelado' está cerca de perderse los próximos dos juegos, algo que hace calentar los motores a Damián Suárez.

El internacional del Getafe es la única opción que tiene Tabárez en ese puesto, donde de confirmarse la baja de Cáceres probablemente sume a Giovanni González del Peñarol.

De esta forma, Uruguay se suma a la lista de selecciones que llegan con problemas y en la que también están sus futuros rivales.

Santiago Arias y Radamel Falcao García, ambos lesionados, y Rafael Santos Borré, con coronavirus, son algunos de los jugadores con los que no podrá contar el portugués Carlos Queiroz en Colombia.

Por su parte, el entrenador de Brasil, Tite, no tendrá por distintas razones a Casemiro, Fabinho y Philippe Coutinho, entre otros futbolistas.

Igualmente, no hay duda de que estos equipos volverán a ser rivales muy duros para Uruguay.

El 13 de noviembre, la Celeste jugará en Barranquilla frente a Colombia, una selección a la que solo pudo ganar una vez en sus últimas cinco visitas por eliminatorias, igualó otra y perdió tres -dos veces por goleada-.

Cuatro días después, los de Tabárez recibirán a Brasil, conjunto al que no ganan en casa desde el 1 de julio de 2001.

De hecho, en las últimas cinco eliminatorias, la Celeste y la 'Verdeamarelha' se vieron las caras cuatro veces en Montevideo y en las últimas dos los visitantes golearon 0-4 y 1-4.

Santiago Carbone

(c) Agencia EFE