La brutal patada en la cara que conmociona en la Premiership inglesa de rugby

LA NACION
lanacion.com

Hace unos días se enfrentaron Wasps y Sharks por la Premiership inglesa, que es la máxima competición oficial de clubes de rugby de Inglaterra y la segunda más importante de Europa detrás del Top 14 de Francia.

El partido se desarrollaba en los carriles normales y el score indicaba un triunfo parcial de Sharks por 25-18 promediando el segundo tiempo. Hasta que Paolo Odogwu (Wasps), en un exceso de vehemencia, le pegó una patada en la cara a Johan Janse van Rensburg (Sale Sharks), una escena que causó escalofríos en las tribunas del AJ Bell Stadium, en Manchester.

Luego de la falta, el árbitro no dudó en expulsar al jugador por haber extendido la pierna con peligro hasta impactar en el rostro de su rival. Odogwu mostró incredulidad cuando el juez le mostró la tarjeta roja, pero luego se disculpó públicamente con Johan Janse van Rensburg en las redes sociales. Más allá de su gesto, recibió seis semanas de suspensión.

"Tenía la intención de usar su pierna extendida para defenderse de un jugador potencial que se acercaba y fue imprudente en cuanto a si hizo contacto o no o causó lesiones", comentó el presidente del panel independiente Dan White, luego de determinar la sanción para el jugador.

"En este caso, la acción peligrosa del jugador derivó en una lesión menor para el jugador de Sale. Sin embargo, su comportamiento irrespetuoso con el árbitro y la multitud, después de recibir la tarjeta roja, solo sirvió para reforzar nuestra opinión. Su comportamiento se reflejó mal en el jugador y el juego en general".

Qué leer a continuación